Preguntas que convocan a la acción (Fotos + Videos)

En Isla de la Juventud seguimos con satisfacción al Presidente cubano, pero las respuestas de cada uno precisan acompañar más el andar cotidiano para resolver muchos problemas que están en nuestras manos

Los pineros seguimos con mucha atención desde nuestros hogares las sesiones del Tercer Período Ordinario de Sesiones de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular y con satisfacción escuchamos al presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez, hablar en la clausura de cuestiones vitales para la asediada nación.

No fue un discurso más para clausurar las sesiones ordinarias, por cierto muy intensas en lo legislativo y en sus análisis, sino realmente un diálogo sincero y abierto con sus compatriotas en momentos en que enfrentamos una compleja situación provocada por el bloqueo estadounidense, su persecución financiera y el retorno que se han propuesto a la arcaica Doctrina Monroe.

Mas, el mandatario ahondó en su mirada hacia adentro y compartió con los cubanos su convicción de que “el único modo de resolver todos nuestros problemas es que todos y cada uno de los que amamos la Revolución nos preguntemos cotidianamente: ¿qué puedo hacer, qué puedo aportar?, ¿cuál puede ser mi cuota de entrega personal para el crecimiento colectivo?”

Luego de recordar la afirmación martiana: “Haga cada uno su parte de deber, y nada podrá vencernos”, enfatizó que “conscientes de ello hemos convocado a pensar como país”.

En las respuestas y acciones –coincidimos casi todos– están la solidaridad, respetar a los demás, desterrar el egoísmo y los dañinos comportamientos individualistas, entregarse al trabajo y a hacer bien a los otros, hacer más por la unidad del vecindario y practicar cada día la sensibilidad humana.

Ya él había instado a mover el pensamiento y seleccionó lo expresado en tal sentido en la red social Twitter por dos colegas e integrantes de la Unión de Periodistas de Cuba, que este 15 de julio celebró el aniversario 56 de su fundación como un acto político colectivo de quienes construyeron y colaboraron con la historia revolucionaria de Cuba, y cuyo rejuvenecido ejército hoy sigue echando su suerte por un futuro mejor junto al pueblo.

No pudo ser más simbólico el compromiso del gremio con las misiones actuales en favor de la Patria. En versos lo dijo Yoerkis Sánchez y citó Díaz-Canel: “Es entregarse al trabajo;/ cortar los vicios de un tajo,/ hacer al otro feliz./ Proteger nuestra raíz/ frente al consumismo cruel;/ es hacer nuestro papel/ y cumplir con humildad/ el #SomosContinuidad/ con Raúl y con Fidel”.

En prosa, Leticia Martínez fue igual de tajante y leyó Miguel Mario: “Que no me sea indiferente lo mal hecho, lo que dañe a Cuba, lo que no le aporta…”.

Como ante estos serios desafíos no pueden haber tibiezas, el Presidente llamó a “recuperar hábitos de cortesía que hemos perdido” y razonó: “Nada más ajeno a la Revolución que la mala educación: la pérdida de valores lastra, desde nuestras relaciones personales en la colectividad hasta nuestra exportación de servicios. Y es la primera causa del malestar que nos causamos unos a otros en la cotidianidad”.


Instó, además, “a subordinar los intereses personales a los colectivos, sin negar ninguno de los dos, sino integrándolos”, pues en una sociedad humanista y solidaria como la nuestra no se puede ser feliz individualmente.

Con visión integral y profunda reflexionó que: “Apartando vanidades y egoísmos, practicando la honestidad, la laboriosidad, la decencia, también estaremos aportando al Producto Interno Bruto. Crecerá la economía y crecerá la fortaleza espiritual de nuestro pueblo”.

“En esta nueva etapa –dijo más y de manera enfática– la clave está en lo territorial, en el municipio, en el desarrollo local, conscientes de que todo lo que se genere y avance allí beneficia más directamente al pueblo”, aunque reiteró la necesidad de “seguir buscando en nuestras reservas materiales y humanas”, así como en “lo que nos puede aportar el ahorro como fuente de ingresos y nuestra espiritualidad como fuente de energía creativa”.

Las preguntas siguen en pie y convocando a la acción, pero las respuestas de cada uno precisan acompañar más el andar cotidiano para resolver muchos problemas que están en nuestras manos.

Isla de la Juventud Opinion
Diego Rodríguez Molina
Diego Rodríguez Molina

Licenciado en Periodismo en la Universidad de La Habana. Tiene más de 40 años en la profesión

Colaboradores:

2 Replies to “Preguntas que convocan a la acción (Fotos + Videos)

  1. Estoy muy de acuerdo con lo que dice el periodista: No fue un discurso más para clausurar las sesiones ordinarias, por cierto muy intensas en lo legislativo y en sus análisis, sino realmente un dialogó sincero y abierto con sus compatriotas en momentos en que enfrentamos una compleja situación provocada por el bloqueo estadounidense, su persecución financiera y el retorno que se han propuesto a la arcaica Doctrina Monroe.
    Saludos desde Venezuela

  2. Muy necesario el llamado de nuestro Presidente Díaz Canel y que los cubanos debemos interpretar y aplicar pues como dijo Martí haga cada uno su parte de deber, y nada podrá vencernos. Estoy muy de acuerdo con lo que analiza el periodista y en cada lugar estamos convocados a poner enpráctica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *