Por un curso seguro y de calidad

ESCUELA ELEMENTAL DE ARTE LEONARDO LUBERTA NOY
Foto: Yojamna Sánchez Ponce de León

Con nuevos bríos, pero desde la disciplina y el autocuidado, reinició el curso escolar 2020-2021 para la enseñanza artística en el Municipio. La adopción de nuevas medidas y la puesta en práctica del ya consabido protocolo sanitario distinguen la vuelta al aprendizaje de los 69 estudiantes de la Escuela Elemental de Arte Leonardo Luberta Noy.

El claustro de profesores y el consejo de dirección, completos, toda la base material de estudio, los instrumentos y el resto de los recursos que necesitan las especialidades que allí se imparten, música y danza, son otras de las fortalezas con las que asumen la vuelta a las aulas.

Foto: Yojamna Sánchez Ponce de León

Telma Estrada Hidalgo, directora de ese centro donde se forma la cantera de la Cultura, conversó acerca de las interioridades de la etapa.

“Contamos con las indicaciones metodológicas por parte del Centro Nacional de Escuelas de Arte (CNEArt), además de la preparación metodológica de los docentes y el reajuste en las gradas curricular, de formación general y las especialidades.

“Desde la primera aparición de la covid hasta ahora, atendiendo a las particularidades de la enseñanza artística se tomaron las medidas sanitarias necesarias como la higienización de aulas, tabloncillos y mantener la distancia orientada, que para nosotros no es muy difícil porque son pocos alumnos. En el caso de danza sí adoptamos otras, incluso las maximizamos, porque las clases son grupales, diferente a música. Por ejemplo, entran al tabloncillo sin zapatos y de forma previa se lavan las manos o las desinfectan con los pomos preparados o traídos de casa”.

Lejos del techo académico muchas fueron las iniciativas para continuar con el proceso de enseñanza, las redes sociales y el teléfono se convirtieron en aliados para que no se detuviera la preparación de los artistas en formación y continuó siendo la atención diferenciada una prioridad. Acerca de otras acciones para no detener el aprendizaje ahondó Estrada Hidalgo.

“En febrero las condiciones no lo permitieron, pero desde marzo comenzamos con los estudiantes de quinto año de danza y luego incorporamos música a trabajar aquí en la escuela. Confeccionamos un pequeño horario para las actividades en las mañanas y después en las tardes de forma escalonada, para que no estuvieran juntos todos los estudiantes y profesores”.

Acerca del pase de nivel, uno de los momentos más importantes del período lectivo, explicó cómo lo tienen concebido.

“Por segunda ocasión en ambas especialidades se realizará aquí y solo con noveno, el grado terminal, para continuar estudios en el nivel medio. Tuvimos una experiencia anterior y por cierto quedó muy bien, con unos tribunales preparados y el asesoramiento también del CNEArt, que ahora lo volveremos a recibir porque tiene otras especificidades. Además, ya estamos inmersos en el curso escolar 2021-2022; será de 31 semanas y ya se nos informó que más adelante se nos darán los reajustes curriculares en las especialidades, pues tienen particularidades diferentes a la formación general”.

Foto: Yojamna Sánchez Ponce de León

Si algo distingue a la Leonardo Luberta Noy es el amor de sus profes por enseñar y a su escuela; la unidad y que sus muchachos salgan bien preparados.

“Por lo general durante años hemos contado con el mismo claustro, a no ser los jóvenes que se van incorporando y si algo distingue al colectivo es el sentido de pertenencia.

“Este centro tiene otra fortaleza muy grande y es que con los profesores que contamos, especialmente en ambas especialidades, son graduados de la Escuela Nacional de Arte, que en un momento fueron niños y corrieron, jugaron y estudiaron en este lugar, hicieron su pase de nivel, fueron a La Habana a estudiar y regresaron convertidos en profesionales y hoy los tenemos aquí trabajando como compañeros de nosotros, impartiendo diferentes asignaturas e instrumentos y eso es una ventaja. Conocen la escuela, a los maestros de mayor experiencia y eso los hace interrelacionarse y compartir mejor sus vivencias. El apoyo de esas otras generaciones que continúan aquí ha sido para ellos importante, con ese siempre han contado y me parece digno de destacar.

“Ante la Escuela Nacional de Arte la Isla tiene muy buen prestigio en cuanto a los alumnos que van a estudiar allá y la calidad de los graduados. Las dos escuelas nacionales tienen el mismo criterio, nuestros niños son muy buenos, educados y centrados en el aprendizaje. Ahí está el aporte en su primera formación y es lo que seguiremos haciendo este y todos los cursos porque lo que queremos es contribuir a tener profesionales de calidad en la Cultura”.

Otros artículos del autor:

Cultura Entrevistas Isla de la Juventud
Yojamna Sánchez Ponce de León
Yojamna Sánchez Ponce de León

Licenciada en Literatura y Español en la universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomada en Periodismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *