Por más noches de 20 Años

Foto: Yesmani Vega Ávalos

Aunque para muchos parecía una utopía, algo fugaz, la peña 20 Años o sencillamente la peña de Annie Garcés -como todos la conocen- arribó a sus dos años siendo uno de los espacios de preferencia para muchos pineros.

Para la ocasión la intérprete trajo consigo al cantautor Pepe Ordás, quien haciendo gala de sencillez se dispuso a encantar al reducido público de la noche.

Además de su vastísima trayectoria en la trova Ordás ha sido puente para el reconocimiento de otros como Tony Ávila o la propia Annie y aquí regaló lo mejor de su autoría y de las anécdotas que se convirtieron luego en canciones al amor, el embarazo, los amigos y el desamor.

Foto: Yesmani Vega Ávalos

Esta noche, tal vez porque estaban de aniversario, la peña tuvo un matiz diferente. La voz de Annie fue tan protagonista como la de su invitado y con el acompañamiento de José Manuel Ordás Mesa con su guitarra y Nathali Pena Rojas, con clarinete, se dieron a la tarea de traer recuerdos a la vida con temas de Silvio y Pablo.

Momentos especiales, el concierto en sí, pero si tuviera que enumerar mis preferidos escogiera el lujo de escuchar La Bayamesa, el ambiente íntimo que le permitió a Pepe compartir sus más hondos sentimientos en una trilogía de temas compuestos a su esposa y el momento en que sin acompañamiento musical, con solo sus voces surcando el aire, Annie y Pepe hicieron pasear por toda la estancia a la centenaria Longina.

A la noche de magia y sus organizadores, sin embargo, cabe hacerle un reproche. No terminaba de apagarse el último aplauso y ya el lugar se encontraba casi abarrotado de muchachos –en su mayoría- dispuestos a bailar al ritmo del último reguetón de moda.

Por un momento parecía como si quienes minutos antes disfrutábamos de la peña hubiésemos estado robando un tiempo precioso a los que pretendían hacer del lugar un segundo Rumbo. Y cree esta redactora que la buena cultura merece más respeto.

Pero volviendo al tema principal, gracias Annie por 20 Años, por el tesón de mantenerla viva; gracias a las autoridades locales por permitir que también en la Isla tengamos cada dos meses una propuesta de calidad. Abierta queda la invitación para reencontrarnos en abril cuando Annie traiga de vuelta a esta ínsula que lo vio formarse como artista al maestro Leo Vera.

Foto: Yesmani Vega Ávalos
Cultura Isla de la Juventud
Yenisé Pérez Ramírez
Yenisé Pérez Ramírez

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *