Pineras reafirman apoyo a la Revolución

Foto: Yesmani Vega Ávalos

Incondicional fue el apoyo que este diez de diciembre, Día Mundial de los Derechos Humanos, patentizaron las mujeres de la Isla de la Juventud por la Patria Socialista, la Revolución y su continuidad, cuando fue esa misma la que al triunfar puso su nombre en lo más alto y las convirtió en una sola e hizo de ellas otra revolución en su Federación de Mujeres Cubanas (FMC).

La cita fue en portal del cine Caribe de Nueva Gerona, próxima a cumplir sus 190 años de fundación el venidero 17. Allí, féminas de diversos sectores se pronunciaron a favor de la continuidad histórica en la mayor de las Antillas, y en contra de los lacayos “vende patria” que intentan regalar esta Cuba construida con base en el ideal martiano “con todos y para el bien de todos”.

El grito fuerte y característico de la unidad de nuestras Marianas hizo temblar la Isla. Ellas no encuentran contemplación alguna para quienes intentan empañar la tranquilidad en la cual viven junto a sus hijos, coterráneos, cubanos todos.

Y es que agradecidas son con Fidel y Vilma, la eterna presidenta de la FMC, quienes hace 60 años fundaron esa Federación, única de su tipo en el mundo; un mecanismo de adelanto para la mujer cuyas experiencias las cubanas llevan a otras latitudes donde para las féminas sus logros, fundamentalmente en la participación política y laboral, solo pueden ser un sueño.

En el Municipio Especial la acción transformadora de las mujeres es una realidad plasmada en su obra cotidiana como profesionales y obreras, con un papel preponderante en la producción; ello constituye un logro del proyecto humanista de la Revolución cubana, cuando sus perspectivas en los años 50 del pasado siglo estaban limitadas a las tareas domésticas y eran devaluadas en la ciencia, el arte, la tecnología, la literatura y otros campos.

Hoy su panorama es muy diferente; y asimismo se encuentran amparadas por la Carta Magna de la República, en la cual se vela plenamente por sus derechos, al tiempo que la violación del principio de igualdad está proscrito y es sancionado por la Ley.

Foto: Yesmani Vega Ávalos

Por eso las pineras continúan alzando sus voces; no entienden de provocaciones e indecencias y mucho menos de profanaciones a los símbolos más sagrados de su país; son flores de la patria y una fuerza imprescindible para garantizar el desarrollo de la nación y su proyecto socialista.

Foto: Yesmani Vega Ávalos

 

Cultura Isla de la Juventud
Casandra Almira Maqueira
Casandra Almira Maqueira

Licenciada en Estudios Socioculturales en la Universidad Jesús Montané Oropesa, Isla de la Juventud

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *