Piñera lo dice y lo repite: “No habrá educación gratuita en Chile”

Sebastián Piñera, presidente de ChileEste lunes 21 de mayo, el presidente de Chile Sebastián Piñera rindió su tercera memoria y cuenta anual ante el Congreso de la Nación, durante la cual descartó otorgar gratuidad a la educación, principal demanda del movimiento estudiantil.

 

Este lunes 21 de mayo, el presidente de Chile Sebastián Piñera rindió su tercera memoria y cuenta anual ante el Congreso de la Nación, durante la cual descartó otorgar gratuidad a la educación, principal demanda del movimiento estudiantil.

“Sabemos que algunos proponen educación gratuita para todos y no sólo a los más vulnerables y la clase media necesitada. Francamente, en un país con tantas carencias y desigualdades como el nuestro, no es justo ni conveniente que el Estado, con los recursos de todos los chilenos, financie la educación de los más favorecidos”, señaló Piñera, citado por La Tercera.

El presidente chileno instó a los parlamentarios aprobar los proyectos de ley enviados por el Ejecutivo entre los que se encuentra la reforma educacional; que incluye el nuevo sistema de créditos para universitarios “disponibles para todos los estudiantes con una tasa de interés del 2 por ciento anual”, señaló Piñera y añadió que “este nuevo sistema “será administrado por el Estado, reemplazando a los bancos”; además de la subvención escolar.

También solicitó a los parlamentarios la aprobación de la Reforma Tributaria, a la que se oponen los estudiantes, que, según afirma, permitirá el “aumento del presupuesto de Educación, las becas y la creación de liceos de excelencia”. Esta reforma implica que la recaudación anual de tributos aumentará de 700 millones a 1.000 millones de dólares.

Movilizaciones populares

Sebastián Piñera, presidente de ChileEl mandatario chileno rindió su cuenta pública en medio de fuertes protestas a las afueras del órgano legislativo, ubicado en la ciudad de Valparaiso, en el centro del país.

Estudiantes y trabajadores chilenos, realizaron una marcha por las calles de Valparaiso para luego concentrarse frente al parlamento; la manifestación fue convocada por la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (Fech), la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), la Asociación Nacional de Empleados Fiscales (Anef) y la Confederación de Trabajadores del Cobre.

“Queremos terminar con el legado político de la dictadura (de Augusto Pinochet), que administró la Concertación y del cual el presidente Piñera es continuidad”, apuntó Gabriel Boric, presidente de la Fech; quien se encontraba junto a la vicepresidenta de la organización estudiantil, Camila Vallejo.

Las demandas de la concentración se centraron en el tema educativo, que ha sido punto débil de la administración de Piñera, ante el levantamiento de los estudiantes que exigen educación gratuita y de calidad.

El presidente del Colegio de Profesores, Jaime Gajardo, señaló que urge en Chile avanzar en la gratuidad de la educación, en el fin del lucro en el sistema de enseñanza y en la desmunicipalización de los colegios en razón de buscar menos anarquía en la formación ciudadana.

Los manifestantes también exigieron un aumento salarial acorde con el alto costo de la vida. La CUT pide el establecimiento de un sueldo mínimo de 250 mil pesos (unos 515 dólares); que actualmente es de 182 mil pesos chilenos (unos 375 dólares aproximadamente).

Marcha en Concepción

Entretanto, en la ciudad de Concepción, al centro sur del país, organizaciones sociales de esa región realizaron una marcha y su propia memoria y cuenta en la Plaza de la Independencia, denominada “Cuenta Pública Popular”, en la que reflejaron el trabajo que han venido ejecutando de manera conjunta todos los movimientos sociales de la zona.

“Lo más importante que podemos destacar es el impulso de una mesa de trabajo sindical, estudiantil y poblacional. Esperamos reunirnos este 26 de mayo para empezar a potenciar un referente en conjunto y líneas políticas”, señaló el presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Concepción (FEC), Recaredo Gálvez, quien acusó al gobierno chileno de gobernar para los empresarios y para la permanencia de la clase política, reseñó Radio Universidad de Chile.

“El Gobierno sigue siendo esclavo del mercado, sigue estando al servicio del gran empresariado y eso es lo que vamos a evidenciar. Ya nos dimos cuenta de que el Gobierno es completamente incapaz de entregar cualquier tipo de solución, así que ahora hay que desenmascarar al empresariado que está detrás, que genera opresión y represión laboral. También genera acumulación a partir de la educación, la vivienda y la salud y ellos son los que tendrán que verse evidenciados frente a toda la opinión pública respecto a lo que están haciendo”, agregó Gálvez.

La popularidad del mandatario chileno se mantiene entre los niveles más bajos alcanzado por un presidente desde el retorno de la democracia en 1990, de acuerdo a la última encuesta publicada por Adimark, sólo 26% de los chilenos apoya la gestión de Piñera.

(Con información de AVN)

 

 

 

Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

 

{loadposition tabfinal}