Pinar del Río con la mira puesta en la 60 Serie Nacional de Béisbol

La preselección de 38 peloteros ultima detalles técnicos en el estadio Capitán San Luis de cara al inicio de la 60 Serie Nacional de Béisbol. Foto: Cubadebate.

Lograr la coordinación necesaria entre todas las áreas del juego y pulir al máximo la defensa y el pitcheo, como principales armas, inspira el entrenamiento del equipo de Pinar del Río para la 60 Serie Nacional de Béisbol.

Alexander Urquiola, al frente de la preselección de 38 peloteros, realiza reajustes estratégicos en la preparación para alcanzar, durante las semanas que restan, la óptima forma deportiva de cara el inicio de la temporada en septiembre venidero.

Un estadio Capitán San Luis remozado, que pronto contará con una moderna pizarra, dejó ver cómo los vueltabajeros trabajan sobre las deficiencias técnicas y tácticas detectadas en anteriores torneos.

Mejorar en el orden ofensivo constituye otra de las prioridades al carecer la novena de hombres de buenos promedios madero en ristre. Desde el entrenamiento se practican acciones de equipo como el toque de bolas, robo de bases, bateo y corrido, bateo por detrás del corredor y hacia la banda contraria y el corrido efectivo en el cuadro, todas con empleo de la velocidad en función de la ofensiva, al tiempo que se potencia la concentración de la atención en situaciones complicadas del juego.

Cubadebate conversó con peloteros y técnicos, quienes cumpliendo con las medidas de protección necesarias, ofrecieron criterios sobre las pretensiones del plantel, y la preparación realizada con vistas al debut como locales frente a Sancti Spíritus el sábado 12 de septiembre.

Alexander Urquiola, director del Equipo Pinar del Río para la 60 Serie Nacional de Béisbol. Foto: Cubadebate.

Director Alexander Urquiola: “Los entrenadores tenemos que ser sicólogos también

“El 3 de agosto retomamos el entrenamiento, aunque debemos recalcar que durante la COVID-19, trabajamos directamente desde los municipios, y ahora en esta etapa corta perfeccionamos todos los órdenes.

“Ya empezamos a jugar entre nosotros, sin descuidar la parte física, pues serán 75 partidos en la fase clasificatoria. Esta cantidad de encuentros es atípica para nuestros muchachos. Hemos ido combinando elementos en la preparación sin que se nos quede nada, debido a la base que traíamos antes de la COVID-19 y lo que logramos durante ese periodo.

“Siempre le inculcamos a los atletas que la ofensiva no es solamente batear. El equipo Pinar del Rio no está compuesto por jugadores rápidos, por eso trabajamos en la carrera entre bases, el amago de toque y bateo, o sea, situaciones de juego que se nos pueden presentar como el bateo y corrido, adelantar los corredores o dar el fly necesario para impulsar la carrera en el momento indicado.

“Estos juegos de control nos permiten ver sí en realidad estamos atacando esas deficiencias. El sicólogo ha sido un puntal desde el comienzo con un trabajo de mesa bien concebido, pero como siempre digo, no es solo él. Los entrenadores tenemos que ser sicólogos también y evaluar en situaciones con tareas, o sea, todo lo que nos pueda suceder dentro del juego, llevarlo al entrenamiento.

“Esto lo hacemos ahora, pero ya en la primera etapa de entrenamiento lo habíamos hecho, siempre teniendo en cuenta el punto de vista individual de cada atleta y las características de su área.”

Preparador físico Jorge Ricardo Gallardo: “Tenemos a nuestro favor la presencia de entrenadores de experiencia”

“Ya llevamos cuatro meses de preparación. Al inicio hicimos un concentrado donde se practicaron actividades a la ofensiva como el toque de bolas y el robo de bases, las cuales de ser efectivas en la serie, nos ayudarían mucho, porque nuestro plantel en los últimos años ha sido de características lentas.

“Contamos con un muchacho, que aspira a hacer el equipo, con potencialidades en sus piernas, además de otros jugadores con cualidades para acciones tácticas rápidas como Reinaldo Lazaga, Juan Carlos Arencibia y Tony Guerra.

“Este año tenemos a nuestro favor que los entrenadores de experiencia están apoyando, al igual que los técnicos que vienen a supervisar los entrenamientos. Contamos con un grupo de scouting en la provincia dirigido por Alfonso Urquiola, del cual forman parte glorias deportivas como Maximiliano Gutiérrez, Omar Ajete, Donal Duarte, Luis Giraldo Casanova y  Daniel Lazo”.

Gloria deportiva Luis Giraldo Casanova: Se debe trabajar con los muchachos nuevos

“Tras mi primera visita a los entrenamientos, te puedo decir que algunos muchachos nuevos son los que presentan defectos a la hora de batear. Tienden a levantar el pie de apoyo y por eso no pegan con fuerza.

“Tenemos un ambidiestro que batea bien a la zurda, pero a la derecha inclina la cabeza y no ve la bola con los ojos paralelos, o sea, no la sigue cómo debe ser. En ocasiones,  otros jugadores a la hora de hacer el swing no golpean con precisión la bola, se adelantan o se atrasan y por eso disminuyen la potencia”.

Entrenador José Antonio Soto: “Quiero que el pueblo de Cuba sepa que estaremos en la pelea”

“A pesar de que no tenemos grandes bateadores, confiamos en un grupo de jóvenes que ya ha comenzado a tener resultados y esperamos que este año pueda ayudar al conjunto. Contamos con talentos en cada una de las posiciones, los cuáles podrían contribuir a mejorar la ofensiva.

“Encaminamos el trabajo, antes y después de la pandemia, al desarrollo muscular y ejercicios con pesas y otros implementos. También hemos empleado jugadas tácticas. Casi todos los días tenemos una sección de toque de bolas, amago de toque y bateo, jugadas que deben utilizarse con mayor frecuencia en equipos como el nuestro.

 “El año pasado promediamos colectivamente 285 y dimos 26 jonrones. Lo más importante es que no los conectó un solo atleta sino que varios pegaron 3 o 4, y eso tiene una expresión ofensiva.

“Empleamos la perspectiva técnico-táctica en cada una de las funciones. Que cada pelotero sepa cuál es su responsabilidad, por qué hace tal jugada y su objetivo. No pensamos en un jonrón, a veces con un simple toque, un bateo y corrido, ayudo a mi selección y contribuyo a anotar carreras.

“Lo difícil para nosotros no está en la súperofensiva sino en empujar carreras con corredores en bases. La serie pasada tuvimos 555 bateadores con hombres en bases y solo 125 anotaron.

“Además presentamos dificultades con la alineación. Del primero al quinto bate estaban las principales figuras, pero del sexto al noveno en la tanda utilizamos muchos hombres que no resolvieron el problema.

“En estos momentos contamos con el apoyo del Partido, del Gobierno, trabajadores del estadio y de la comisión provincial de béisbol. Son tantas las ganas que les transmitimos a los muchachos, que ellos están súper contentos. Quiero que el pueblo de Cuba sepa que estaremos en la pelea”.

Primera base William Saavedra: “Debemos seleccionar bien los lanzamientos”

“Hasta ahora todo ha estado perfecto en el trabajo de la ofensiva,  uno de los mayores problemas del equipo de Pinar del Rio. Todo el mundo tiene entusiasmo, tanto los muchachos nuevos como los de más experiencia.

“El sicólogo nos ha ayudado bastante al igual que la dirección para lograr la concentración en el turno al bate y en la situación que se nos dé. Al venir con hombres en base se siente un  poco de presión y más para decidir el gane, pero lo que tenemos es que buscar un poco de concentración y seleccionar los lanzamientos buenos para batear, luego hacer un buen contacto y dar la victoria”.

Sicólogo Reinier Acosta: “Le damos a cada jugador lo que realmente sabemos que pueda aportar”

“La organización del trabajo es importante para apoyar a los peloteros que tienen más experiencia competitiva, y ese es uno de los patrones que mantendremos. La ayuda cognitiva a los muchachos nuevos será fundamental para mejorar los elementos de concentración y selección de la atención.

“También se debe tener en cuenta que estos jugadores menos experimentados trabajarán bajo presión sicológica durante una serie larga, lo cual nos ayudará a realizar ajustes en la  competencia, por lo que seguiremos de cerca los aspectos sicológicos que van a ir moviéndose dentro del ámbito competitivo.

“Respecto a la concentración en el bateo, vamos más allá, y lo hacemos mediante el estudio de las estadísticas de no solo los corredores impulsados sino aquellos que son corredores en posición anotadora. Ese promedio es importante porque nos da la idea de cómo funcionan los atletas a la hora de impulsar las carreras.

“Desde el comienzo de la preparación hemos empleado situaciones de juego y el modelo de significación táctica de Franger Reynaldo. Para ello nos auxiliamos de la perspectiva sicológica del trabajo directo e individualizado con los atletas, con énfasis en los elementos a tener en cuenta a la hora de tomar decisiones, impulsar carreras, enfrentar turnos al bate que son complicados, todos de vital importancia para el resultado en la competencia.

“En sentido general, el equipo tiene muy buenas proyecciones de trabajo y estamos dándole a cada atleta lo que realmente sabemos que pueda aportar”.

El pitcheo: Otra vez con el mayor peso en Vegueros

Lanzador derecho Juan Andrés Montano aspira a integrar el equipo Pinar del Río para la 60 Serie Nacional de Béisbol. Foto: Cubadebate.

Sobre la lomita recaen las principales esperanzas de los discípulos de Alexander Urquiola, de cara a sumar victorias que logren avanzar hacia la clasificación. Un staff de abridores bastante estable en el que descuellan las figuras de Vladimir Baños, Erly Casanova y Yaigfredo Domínguez pretende aliviar un bullpen, integrado por un gran número de jóvenes.

En las últimas campañas, Pinar del Río, ha mermado su efectividad en el pitcheo, como consecuencia de la falta de control y repertorio de sus serpentineros. El pasado año ostentó en la clasificatoria un promedio de carreras limpias de 4.23 y regaló 166 boletos.

Sin dudas, en la presente temporada, se notará la ausencia del derecho Yosvani Torres, quien ha concluido su carrera deportiva, por lo que los técnicos trabajan duro para lograr una eficaz rotación abridora.

Entrenador de pitcheo Raciel Sánchez: “Siempre hemos priorizado las individualidades de los lanzadores”

“Tenemos figuras jóvenes que podrían mejorar el staff como el abridor Luis Silva y también Noel Reina, a quien podríamos utilizar en ese rol. Confiamos además en el aporte de Frank Abel Álvarez, que estuvo en el último torneo sub-23 y del zurdo Dariel Fernández, más algún que otro novato.

“En este tiempo de confinamiento hicimos un trabajo semipresencial con los lanzadores, dirigido a corregir las deficiencias del campeonato anterior y perfeccionar el aspecto técnico.

“Primeramente enfatizamos la mecánica. Luego el control y el repertorio. Siempre hemos priorizado las individualidades, por lo que cada atleta trabaja sobre la base de volúmenes físico y técnico específicos.

“Le insistimos en la importancia de dar strike, lograr el primer out de cada innig y estar pendientes de las características de los bateadores contrarios.

Lanzador derecho Erly Casanova: “A los jóvenes, la mejor manera de decirle que hagan es demostrando”

“Principalmente hemos hecho acondicionamiento y un trabajo físico. Ahora estamos más enfrascados en la parte técnica puesto que la serie está por comenzar. Tenemos un equipo muy joven, por eso los pítcheres establecidos debemos ayudar bastante.

“A los jóvenes, la mejor manera de decirle que hagan, es demostrando, y dando el ejemplo de cómo debemos juntos realizar el trabajo para lograr un fuerte cuerpo de lanzadores, y que se sientan así con la responsabilidad de realizar las acciones y con el deber de hacerlas bien.

“Ahora son 75 partidos en la clasificación, ya no son 45 como antes. Los abridores van a necesitar mucho más del bullpen para alcanzar el objetivo, que es clasificar.

“En lo individual, siempre hago hincapié en mi control para no regalar tantas bases por bolas. Este año, como siempre, trataré de aportar lo más que pueda a mi Pinar”.

Lanzador derecho Juan Andrés Montano: “Siempre he soñado con integrar el equipo de Pinar del Río”

“Esta sería mi primera Serie Nacional. Siempre he soñado con integrar el equipo de Pinar del Río. Es mi meta.

“Durante la preparación he trabajado muy fuerte la mecánica para el físico, aunque todavía me falta un poco. Este año gané siete y no he perdí en la Serie Provincial.

“Mi principal arma es el cambio, aunque cuento en mi repertorio con sínker, curva y slider. Tengo 24 años y he logrado tirar hasta 88 millas/ h.

Defensa vueltabajera: Debe mostrar mejor cara

El área defensiva pinareña entrena para respaldar el trabajo de los lanzadores en la 60 Serie Nacional de Béisbol. Foto: Inder Pinar Comunicadora.

La serie pasada, Pinar del Río, tuvo un desempeño defensivo de 974. Los principales errores se cometieron alrededor del segundo cojín, además se falló en muchos doble play, y a la hora de iniciar y completar los mismos. Igualmente se cometieron imprecisiones en el tiro a las bases y la defensa contra el toque de bolas y corredores en primera y segunda.

Para mejorar en esa área se trabaja de conjunto lanzadores-jugadores de cuadro-jardineros, incluyendo los corredores en las bases. Así se simulan situaciones que se puedan presentar en el juego y que contribuyan a un resultado positivo cuando inicie la serie.

Entrenador al frente de la defensa Mario “Pototo” Valle: “Juan Carlos Arencibia y Pedro Luis Dueñas se conocen de mirarse nada más”

“El torpedero Arencibia, que debe ser el regular este año, presentó bastantes dificultades la serie pasada. Cometió 16 errores por problemas en su brazo y situaciones ocasionales que ocurrieron como rolling de frente a la hora de iniciar los doble play.

“Estamos haciendo un gran número de repeticiones de rolling para erradicar eso, pero sobre todo roletazos reales, no fongueados por nosotros los entrenadores. La estrategia es que el pelotero fildee los rolling de los bateadores en las prácticas de bateo, que haga el fildeo como si estuviera iniciando los doble play”.

Pedro Luis Dueñas debe ser el camarero. “Ya llevan varios años junto a Arencibia. Se conocen bien. De mirarse nada más saben lo que debe hacer uno con el otro. Eso debe ayudarnos en esa área para respaldar a los lanzadores, ya que tenemos un buen staff de abridores”.

También se trabaja en la tercera base, que debe ser nuevamente Pedro Luis Rodríguez. “La serie pasada estuvo jugando la totalidad de los encuentros. Estamos preparado un relevo para cuando llegue el momento de darle descanso, esa figura que utilicemos, lo haga tan o mejor que él, y que no se sienta su ausencia”.

Al ser Pinar del Río, un equipo que recibe muchos triples se hace hincapié en los jardines. “Cada vez que nos dan conexiones entre dos, los bateadores llegan a tercera. Entonces insistimos en el corte de la bola y sobre todo el tiro del cortador, y luego el tiro a tercera, a segunda o a home, para que los contrarios no pasen de segunda base. Las asistencias de los lanzadores en las almohadillas son también importantes para evitar el avance de los corredores y que entren las carreras.

“En la receptoría se mantiene Olber Peña. Debe ser el titular y estará rodeado de tres figuras jóvenes que estamos preparando”.

Gloria deportiva Luis Enrique Gavilán: “Priorizamos la defensa en la primera base”

“Con la primera base se ha hecho una buena labor. Priorizamos la defensa porque los inicialistas tienen que quitarle los errores a los fis. Trabajamos en los roletazos por el suelo, el desplazamiento a la hora de los rolling y la coordinación idónea con los lanzadores para el cuidado de los corredores. Vamos bien. Los muchachos tienen deseos y se sienten motivados”.

Primera base Frank Raúl González: “Ellos nos aportan las experiencias y nosotros la energía”

Primera base Frank Raúl González. Foto: Cubadebate.

“Estamos centrados en erradicar errores de años anteriores. Hay deficiencias técnicas y tácticas que debemos superar.

“A la defensa trato de recibir la mayor cantidad de lances y de tiros de los jugadores de cuadro para coger maestría.

“En mis compañeros noto mucho ánimo, unidad, ímpetu, ansias de mostrarle al pueblo que sí podemos, y que hay muchas ganas de jugar béisbol.

“Con los más experimentados tenemos una buena relación. Ellos nos aportan las experiencias y nosotros la energía. Siempre nos ayudan, corrigen, y enseñan lo que es la disciplina dentro y fuera del terreno.

 “De eso Alexander Urquiola sabe mucho, además es exigente e inspira confianza en sus atletas. Eso nos posibilitará salir adelante”.

La confección del equipo Pinar del Río será el próximo 21 de agosto, punto de partida para intentar superar el desempeño de la Serie 59, en la cual los vegueros quedaron relegados al noveno puesto, con balance de 23 victorias y 21 derrotas.

En el próximo campeonato, los vueltabajeros aspiran a incluirse entre los ocho elencos que pasen directo a  la postemporada. Saben que la contienda no será fácil, pero irán con todo, a tono con su rica historia en Series Nacionales, que atesora ya diez títulos.

Director técnico Alexander Urquiola junto al entrenador Mario Valle, al frente del área defensiva. Foto: Cubadebate.

Al calor de los entrenamientos se instala una pizarra digital en el Capitán San Luis, para el inicio de la 60 Serie. Foto: Guerrillero.

Deporte
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *