Perfeccionamiento Empresarial: rumbo necesario

MayraPor Mayra Lamotte Castillo

El Perfeccionamiento Empresarial, sistema de dirección y gestión de la empresa estatal socialista, surge en las Fuerzas Armadas Revolucionarias en 1987 y por su operatividad y éxito en su aplicación la experiencia se extiende a las empresas civiles cubanas.

 

Pesca-Mayet

MayraPor Mayra Lamotte Castillo

El Perfeccionamiento Empresarial, sistema de dirección y gestión de la empresa estatal socialista, surge en las Fuerzas Armadas Revolucionarias en 1987 y por su operatividad y éxito en su aplicación la experiencia se extiende a las empresas civiles cubanas.

Es válido recordar que a mediados del 2001 se dieron los primeros pasos en la Isla de la Juventud, donde en la actualidad hay cinco entidades en perfeccionamiento: PescaIsla, Recursos Hidráulicos, Eléctrica, Recuperadora de Materias Primas y la Comercializadora de Combustible, junto a nueve establecimientos.

Tras más de una década de existencia, caben las preguntas: ¿El hecho de integrar el sistema es garantía de buen funcionamiento? ¿Hasta qué punto pesan más los informes contables y las estadísticas que el valor real de lo que se haga en cada una?

Datos interesantes para responderlas aporta el licenciado Ermildo Nápoles Rodríguez, secretario ejecutivo del Grupo Municipal de Perfeccionamiento Empresarial, quien al reflexionar acerca del tema considera como elemento positivo que ninguna ha perdido su categoría, en contraste con lo ocurrido en el resto de Cuba, donde hasta el 31 de marzo del presente año, se le había retirado a 51 empresas.

Coincido con el experto que lo anterior no significa que el proceso en el Municipio haya dejado de tener sus altas y bajas, pues también tienen limitaciones para la adquisición de materias primas, equipamiento o la reparación de estos; sin embargo, estas cinco empresas fueron las de mejores resultados al cierre de diciembre del 2011, cuando alcanzaron una productividad por encima de lo planificado.

Lo anterior derivó en una remuneración a los trabajadores en una cuantía más alta que la media del Municipio, por ejemplo, el salario promedio de los obreros rebasó los 550 pesos, superando la media territorial.

El funcionamiento aceptable de dichos colectivos se debe a que como sistema están obligados a aplicar medidas técnico-organizativas para evaluar la eficiencia y la eficacia trimestralmente y en función de los resultados.

Ello le ha permitido evaluar el cumplimiento de los objetivos y tareas, así como proponerse acciones correctivas en los casos que ha habido una tendencia al  incumplimiento, adoptándose a tiempo las medidas que les permitan no caer en un deterioro.

Es importante aclarar que previo a la instauración del Perfeccionamiento Empresarial en esas entidades fueron redimensionadas; acercaron más las tareas de dirección a los procesos de trabajo y asumieron plantillas que dieran respuesta a la carga y capacidad de trabajo, es decir, si tenían que hacer diez tareas, en vez de materializarlas con cuatro trabajadores, la hicieron con dos.

En el Capítulo Uno, del Modelo de Gestión Económica, de la esfera empresarial, en el lineamiento 15 se plasma: “El perfeccionamiento empresarial se integrará a las políticas del modelo económico a fin de lograr empresas más eficientes y competitivas”.

Al respecto vale plantear que en las perfeccionadas en la Isla de la Juventud, se mantiene un sistema de evaluación del control anual, donde se evalúan los 18 subsistemas (destacándose entre ellos, los sistemas de métodos y estilo de dirección, atención al hombre, gestión de la calidad, del medioambiente, contratación económica, de comunicación empresarial y otros) dentro de un gran sistema, que es el perfeccionamiento.

Por otra parte, tenemos otras empresas que aspiran a esa categoría económica y sus colectivos se capacitan en función de dominar las regulaciones establecidas y conseguir ese objetivo. Su próximo paso es la elaboración del diagnóstico.

Hay en el territorio una voluntad de extender la aplicación del Perfeccionamiento Empresarial al resto de las entidades, lo cual debe asumirse como una necesaria concepción del funcionamiento de la economía, pues así se lograrán  indicadores de eficiencia superiores, mayor productividad del trabajo y atención al hombre y el  incremento del salario medio, lo cual es alentador y  finalmente ese es el camino a seguir.

 

 

 

Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

 

{loadposition tabfinal}