Pequeño emprendedor crece en la ciudad (+Fotos)

Foto: Yunaisy Castellanos Izquierdo

Trasladar las plantas desde el rinconcito de la cocina hacia el banco del patio a tomar su baño de sol se ha vuelto un ritual mañanero. Chequea el estado de cada una, realiza el conteo de posturas y si alguna se marchitó él se aflige, pero no se rinde, pues constancia, dedicación, voluntad y paciencia definen al pequeño emprendedor.

Con el cierre de las escuelas ante el complicado escenario epidemiológico del país, no ha dejado de aprender y desde casa emplea el tiempo libre en tareas que, más allá de entretenerle, aportan a su formación.

Kevin Rafael López creó una “parcela portátil”, así llama a los recipientes –macetas, latas, pomos plásticos, cajas de jugo desechadas, bolsas de nailon– en los cuales cultiva su pedacito en el centro de Nueva Gerona.

Foto: Yunaisy Castellanos Izquierdo

“Tengo ají, ajo porro, comino, ajo, espinaca, uva, guayaba, maracuyá, plátano, mamoncillo y la de manzana creció un poquito, pero al final no se me dio.

“Me gustan la tierra, el campo, los animales; creo que lo heredé de mi abuelo Rodolfo. Él también siembra y vive inventando; en eso nos parecemos muchísimo –sonríe–. Además, busco información en Internet y escucho los consejos que me dan los mayores, eso me estimula mucho”.

Con apenas diez años posee planes ambiciosos repletos de un matiz solidario digno de admiración: compartir con los más necesitados.

“Sueño tener una finca bien grande donde pueda cultivar y criar de todo. Así contribuiré con la alimentación de mi familia, de los vecinos y en especial con los hospitales, las casas de abuelos, los hogares maternos y de niños sin amparo”.

Sin dudas un noble propósito. No en vano Kevin es querido en el barrio tanto por los adultos como por sus contemporáneos. Su carisma enamora a quien conoce a este chico optimista, osado, creativo y de bellos sentimientos.

Foto: Yunaisy Castellanos Izquierdo

De esa manera queda labrado el camino de un futuro promisorio. Si logra sus objetivos hallará el premio a su entrega en el agradecimiento de cada beneficiado y “en eso –como expresara en una ocasión el Comandante en Jefe– es en lo que más debemos pensar: en los niños de hoy, que son el pueblo de mañana. Hay que cuidarlos y velar por ellos como los pilares con que se funda una obra verdaderamente hermosa y (…) útil”.

Foto: Yunaisy Castellanos Izquierdo
Foto: Yunaisy Castellanos Izquierdo
Foto: Yunaisy Castellanos Izquierdo

Otros artículos del autor:

    None Found

Cultiva tu pedacito Isla de la Juventud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *