Patirrayado sigue con su vuelo bajito

aedes-mosquito-2¿Han podido determinar su grado de responsabilidad en la autoprotección de la salud de su familia, del vecindario y la propia?

Sea positiva o negativa la respuesta los alerto de que en Sierra Caballos se acabaron las contemplaciones con los incumplidores del autofocal familiar

 

aedes-autofocal

¿Han podido determinar su grado de responsabilidad en la autoprotección de la salud de su familia, del vecindario y la propia?

Sea positiva o negativa la respuesta los alerto de que en Sierra Caballos se acabaron las contemplaciones con los incumplidores del autofocal familiar, la acción más importante en la casa y los alrededores para controlar al Aedes aegypti.

Entre las ventajas de ese proceder de los moradores en el contexto hogareño están: la reducción de las posibilidades de vida del peligroso mosquito y el hecho de poderlo eliminar cuando todavía no trasmite enfermedades como el dengue y la fiebre amarilla.

A pesar de la población saber cómo evitar los criaderos, no lo pone en práctica de forma sistemática. Se habla del tema por diversas vías –barrios debate, las charlas educativas en los consultorios y las informaciones de los medios masivos de comunicación– y las personas hacen caso omiso porque piensan que no se van a enfermar.

Aunque nos duela a todos hay que reconocer que se aprecia muy poca responsabilidad individual, incluso, hasta los factores comunitarios de esa demarcación han estado ausentes a las últimas reuniones del puesto de mando de la brigada antivectorial.

Razón suficiente para que en la Plenaria de Control Popular en Sierra Caballos, presidida por Arelis Casañola, vicepresidenta del Órgano de Gobierno, adoptaran el acuerdo de arreciar el combate contra este vector y las indisciplinas sociales.

No seguirán permitiendo actitudes indolentes de quienes alegan “no estar para eso” o “no tener tiempo”.También existen otros pesimistas que lejos de persuadir y arrastrar se conforman con cruzarse de brazos y manifestar: “Yo reviso mi casa, el vecino no lo hace y de qué sirve, no pasa nada”.

Ahora si va a pasar, porque los trabajadores y operarios de la Unidad de Vectores harán cumplir con rigor las disposiciones sanitarias.

Ellos están conscientes que son los guardianes de la salud del pueblo y deben brindar el mejor servicio a cada hogar, procurando siempre ser eficientes, respetuosos y educados con las familias.

Como dijo Fidel durante la batalla contra la epidemia del dengue en 1981, les toca desarrollar una “verdadera acción detectivesca con exactitud, minuciosidad y honestidad”, a lo que agrego, en función de poner entre la espada y la pared al mosquito patirrayado para cortarle las alas y no siga volando bajito, más ahora que llegaron las lluvias.

 

 


Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

 

{loadposition tabfinal}