Parejo no quiere decir igual

serie-nacional-51Resulta paradójica la afirmación que titula este comentario, pero ello no es más que el reflejo del desempeño del equipo pinero en la 51 Serie Nacional de Béisbol que lleva a cabo sus últimos enfrentamientos de la etapa clasificatoria y apunta hacia unos trepidantes play off.

 

El equipo de béisbol la Isla va dejando una imagen insospechada para algunos, casual para otros y reconfortante para aquellos que esperan siempre de su equipo lo mejor

serie-nacional-de-beisbol-logo-5111Resulta paradójica la afirmación que titula este comentario, pero ello no es más que el reflejo del desempeño del equipo pinero en la 51 Serie Nacional de Béisbol que lleva a cabo sus últimos enfrentamientos de la etapa clasificatoria y apunta hacia unos trepidantes play off.

La Isla tuvo en esta temporada otro inicio para el olvido, cuando había transcurrido el primer tercio. Este año a 32 choques por los seis enfrentamientos agregados al calendario regular, la tropa de Armando Johnson a penas llegaba a diez éxitos y ya rebasaba sin problemas la veintena de derrotas, lo que avizoraba a ese paso un negativo record de descalabros.

Con el peor pitcheo del certamen lanzando para más de siete limpias, un bateo por debajo de los 240 y una defensa que no se echaba a ver entre tantos guarismos deficientes en todo el país, parecía estar en contra del desempeño y el trabajo del colectivo técnico.

Sin embargo, luego de ese primer segmento de la justa, el alma comenzó a regresar al cuerpo, poco a poco La Isla fue encontrándose y los días grises demoraban más entre sí, tanto que en los últimos 50 juegos celebrados hasta el momento de redactar este comentario los pineros tienen balance de 25 juegos ganados e igual cantidad de perdidos.

Viendo los números, la imagen parece mostrar un desempeño parejo en este orden, pero nada mas alejado de la realidad; este equipo que hoy muestra estos resultados en nada se parece al que inició el torneo con muy poco para brindar espectáculo alguno y con muchas posibilidades de ocupar la última plaza, tanto en la zona occidental como entre los 17 elencos participantes.

En el mes de febrero La Isla dio muestras de su recuperación y en 16 salidas obtuvo siete sonrisas, otras 12 alcanzó en febrero tras 22 encuentros y en lo que va de abril el saldo también es positivo con cinco triunfos en nueve choques.

Durante el período el relevista Danny Aguilera fue determinante, de los 25 juegos ganados salvó 15, más del 50 por ciento, dando así muestras de que está en su mejor campaña y merece ser llamado a la preselección nacional.

Superior ha sido el trabajo de novatos como el lanzador Joan López con cinco éxitos, Dariel Echevarría y Andy Ibáñez, estos últimos ocupando turnos de responsabilidad dentro de la alineación titular.

A falta de siete juegos para el fin de su calendario clasificatorio, la Isla va dejando una imagen insospechada para algunos, casual para otros y reconfortante para aquellos que esperan siempre de su equipo lo mejor.

 

Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

{loadposition tabfinal}