Paraíso de la infancia

Infancia-Foto- ArturoHoy los niños pineros inundaron con su alegría y felicidad el Día Internacional de la Infancia, jornada que a pesar de amanecer aquí con abundantes precipitaciones, terminó con más lluvia de algarabía y regocijo infantil que agua caída de las nubes.

 

Infancia-Foto- Arturo

Foto: Arturo Enamorado López

Hoy los niños pineros inundaron con su alegría y felicidad el Día Internacional de la Infancia, jornada que a pesar de amanecer aquí con abundantes precipitaciones, terminó con más lluvia de algarabía y regocijo infantil que agua caída de las nubes.

Variadas actividades recreativas, deportivas, culturales y patrióticas realizaron escuelas y comunidades. En matutinos especiales fueron activados los movimientos pioneriles, el de exploradores, aficionados al arte, creadores, monitores, recuperadores del futuro, pioneros por la historia, entre otras acciones e iniciativas exponentes de los derechos y sueños conquistados por la Revolución, que tiene en sus niños su tesoro más preciado y el desvelo de todo un pueblo.

Mientras este viernes 20 000 niños morían, como cualquier otro día, por causas evitables, los cubanos compartían el privilegio de celebrar la efemérides de modo diferente y distante de la tragedia que en estos momentos aqueja a los menores en el orbe, como el hambre, la droga, las guerras fratricidas, la explotación infantil, el maltrato, el abandono, la falta de igualdad en el acceso a la educación y la existencia de sistemas judiciales que no reconocen sus necesidades especiales.

A ningún niño pinero le falta la felicitación y la confianza de toda la sociedad, donde, además de la educación gratuita al alcance de todos, como su sistema de salud pública, entre otros beneficios, señorea un protagonismo estudiantil desde las más tempranas edades y no puede silenciarse el reconocimiento internacional por la protección de sus menores.

Y es que en este paraíso de la infancia, que es toda Cuba, ni las crisis globales ni el bloqueo imperial ni las adversidades podrán borrar la eterna sonrisa de sus niñas y niños dibujando un mundo nuevo.

 

 

Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

 

{loadposition tabfinal}