Para Yenia no hay obstáculos

YeniaEn momentos en que Cuba demanda de un esfuerzo mayor en la producción de alimentos, la presencia femenina se hace notar con cerca de 65 000 mujeres incorporadas a labores agrícolas dentro del sector cooperativo y campesino.

 

YeniaFoto: Arturo Enamorado López

En momentos en que Cuba demanda de un esfuerzo mayor en la producción de alimentos, la presencia femenina se hace notar con cerca de 65 000 mujeres incorporadas a labores agrícolas dentro del sector cooperativo y campesino.

Lejos de su ambiente cotidiano Yenia Mijares Ortega acepta conversar con esta reportera, sorprendida con esta fémina que con solo 29 años embellece los campos pineros e impulsa la producción de carne de cerdo en la Cooperativa de Créditos y Servicios Ovidio Pantoja.

Baja de estatura, delgada y con una sonrisa siempre en su rostro, esta joven hace reflexionar todo lo que se puede alcanzar cuando se trabaja con amor y dedicación.

“Desde pequeña me gusta el trabajo con la tierra y los animales, mi papá es productor de carne y cultivos varios, lo que hice fue continuar la tradición de la familia.

“Para pertenecer a la cooperativa me acogí al Decreto Ley 259, pedí las tierras y hace un año me incorporé al sector agropecuario, específicamente al ganado porcino.

“Al principio mis padres no estaban de acuerdo con mi decisión porque soy diabética, pero tuvieron que aceptar, mi enfermedad no es ninguna limitante, mi madre me ayuda, ella se encarga de la casa, porque ¡lo mío son los puercos!”.

Tanto es así que los resultados obtenidos durante el presente año resultan significativos, hablan por sí solos: “De las 14,7 toneladas a entregar ya he cumplido con 9,9, así que espero sobrecumplir. Eso es solo del convenio de puercas reproductoras, pues el otro de crías al destete lo comencé hace poco tiempo.

“También siembro yuca y boniato para balancear la comida de los animales y tengo entre mis proyectos más inmediatos la producción avícola”.

Ser mujer no ha sido ninguna traba para que ella y otras campesinas estén a la vanguardia del movimiento cooperativo del Municipio: “Estoy contenta con mis logros, creo que con entrega y dedicación se pueden alcanzar grandes cosas”.

De ahí la necesidad de que otros jóvenes como Yenia se incorporen a este gran afán de garantizar la seguridad alimentaria del pueblo de la Isla.

 

 


Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

 

{loadposition tabfinal}