Otro paso soberano para el desarrollo

Foto: Internet

Una buena nueva puede leerse en sitios digitales y publicaciones impresas, la aprobación por el Consejo de Estado del Decreto-Ley “De las Telecomunicaciones, las Tecnologías de la Información y la Comunicación, y el Uso del Espectro Radioeléctrico” que junto a los referidos al sistema empresarial estatal y Consejo Nacional de Innovación constituyen otra constancia de la voluntad del Gobierno por continuar avanzando en el desarrollo de la nación.

El documento legal, además de otorgar a Cuba una mayor soberanía en el ámbito de las telecomunicaciones como bien se plantea en el artículo publicado en Cubadebate el 14 de abril, contribuye al fortalecimiento de la informatización que se lleva a cabo a lo largo y ancho del país.

Jorge Luis Perdomo Di-Lella, ministro de Comunicaciones, expuso  que el edicto contribuirá como instrumento regulatorio básico a este proceso y a la soberanía tecnológica; la eficiente gestión del espectro radioeléctrico; a contrarrestar las agresiones radioeléctricas y en el ciberespacio; a salvaguardar los principios de seguridad e invulnerabilidad de las telecomunicaciones en beneficio de la economía, la sociedad, la Seguridad y la Defensa Nacional, el Orden Interior y la Defensa Civil; y para defender lo alcanzado por nuestro Estado socialista.

Pero, si importante por todo lo anterior es la norma, aún más lo es por el momento sin precedentes en que se emite, donde vivimos con un incremento de las medidas aplicadas por la administración Trump –una cifra superior a las 200– y que a las claras son extensiones certeras del inhumano bloqueo norteamericano, el cual mella de forma significativa las telecomunicaciones impidiendo su desarrollo como a todos los sectores de la economía cubana.

Como si no bastara el cerco comercial, económico y financiero impuesto por Estados Unidos, desde el pasado año se destinan ingentes sumas a la lucha contra el nuevo coronavirus que incluye no solo medicamentos y hospitalización de los 90 408 casos confirmados hasta el 14 de abril desde marzo del 2020, sino también alimentación y el transporte de estos.

Entre los loables logros que exhibe en el pasado año este importante sector, amén del recrudecimiento del bloqueo y la pandemia, están el hecho de que más de siete millones de cubanos accedieran a Internet por diferentes vías, que hayan 176 000 viviendas con servicio Nauta Hogar y una cifra superior a las 800 radiobases LTE en 110 municipios del país.

El Decreto-Ley viene entonces a ser otro paso de avance en la consolidación del uso y desarrollo de las tecnologías de la información y la comunicación, la norma para asegurar el ejercicio del derecho al acceso universal y equitativo a los servicios de telecomunicaciones y se da en medio de la actualización del modelo económico cubano, lo cual se traduce en que el accionar en bien de la nación es en todos los frentes.

Ciencia y Tecnología Isla de la Juventud
Yojamna Sánchez Ponce de León
Yojamna Sánchez Ponce de León

Licenciada en Literatura y Español en la universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomada en Periodismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *