Otro ciclón en la recuperación (+Fotos)

En el vivero de cítricos salvan el material que aún esté disponible para utilizarse. Foto: Yesmani Vega Ávila

Tras el paso del huracán Ida por la Isla de la Juventud, el pueblo pinero no se cruzó de brazos, de inmediato se volcó a la recuperación con el propósito de revertir las afectaciones en el menor tiempo posible y continuar impulsando el desarrollo económico, como parte de la estrategia trazada para el progreso.

Los trabajadores de la Agricultura, uno de los sectores más golpeados por el evento meteorológico y esencial para el desarrollo económico, intensifican sus jornadas laborales con la mirada en ese objetivo.

En el vivero de cítricos perteneciente a la empresa agroindustrial Jesús Montané Oropesa, ubicado cerca de la Universidad que lleva igual nombre, rescatan cuanto se pueda de las casas de cultivo dañadas, así lo señaló Reybis Grant Zapata, ingeniero agrónomo de ese centro.

El director la UEB Tabaco pondera la voluntad de los productores de salir adelante. Foto: Yesmani Vega Ávila

Las áreas de cítrico y otros frutales poseen nueve y seis casas de cultivo, respectivamente. “Las del cítrico se dañaron todas –aseguró Grant Zapata– unas más que otras, pero las de frutales están en el piso, estas seis pretendemos desmontarlas para restablecer las nueve casas de cítrico con una tecnología más nueva.

“Lo primero es recuperar tubos, tornillos, todo tipo de material que aún esté disponible para utilizarse y con ello acometer la labor.

“Terminando el desmonte instalaremos una estructura con madera para continuar la producción, la misión dada por la dirección de la empresa es construir dos grandes naves rústicas para la producción de hortalizas y vegetales”.

Reybis asegura que en el vivero el quehacer es constante, “desde que llegamos hasta que nos vamos, tenemos un plan de desmontar una casa de cultivo diaria y luego trasladar los tubos.

“El día previo al paso del ciclón cuando se orientó desmantelar las casas, los muchachos que residen en las cercanías y los de La Fe, estuvimos aquí hasta pasadas las dos de la madrugada, nunca dijeron que no”.

Destacó el ingeniero que en la parte posterior hoy permanecen seis hombres vinculados al desmonte de las casas, dos más están en el área de beneficio de la materia prima y otros seis en la preparación de una de las de hortalizas.

De las seis instalaciones de frutales, una de ellas aún produce fruta del pan, esquejes de guayaba y posturas de fruta bomba, dos tienen calabaza en desarrollo, una estaba en preparación y cuando pretendían comenzar a preparar la otra, el azote de Ida no les dio la oportunidad.

“Estamos tratando de hacer todo a la vez, pasó el huracán pero debemos continuar la producción, tenemos una brigada en la preparación del sustrato y sacando piedras de los bancales para antes de que concluya el mes tener una  instalación sembrada con hortalizas”.

UEB TABACO

Uno de los rubros exportables de gran importancia para la economía y referencia de la nación es el tabaco, cuya campaña de siembra 2021-2022 debe comenzar el venidero 15 de octubre.

Sin embargo, la infraestructura del sector tabacalero en la Isla fue severamente golpeada por el huracán. Unas 67 casas de cura de la hoja recibieron el impacto directo y la fuerza de sus vientos provocaron 12 derrumbes totales, mientras otras 55 poseen daños en las cubiertas y paredes.

Ante esta compleja realidad el colectivo de la Unidad Empresarial de Base (UEB) Tabaco, no perdió tiempo y junto a los productores emprendieron la recuperación para no comprometer la campaña.

Jesús asegura que incrementarán los rendimientos. Foto: Yesmani Vega Ávila

Julio César Ruiz Serrano, director, destacó que ya desde el día primero de agosto comenzaron el montaje de las ocho casas túneles ubicadas en el organopónico Las Celias, no obstante previendo que aún estamos en temporada ciclónica, la estrategia es armar cuatro con el objetivo de empezar el día diez a regar los semilleros.

“Hicimos una distribución y ya 22 productores tienen los recursos en la mano para garantizar la campaña –enfatizó Ruiz Serrano–, les explicamos que ahora el ciclón somos nosotros, con la rapidez que armemos las casas de cura, tendremos un problema menos para la siembra.

“Contamos con productores ubicados en las tierras altas que tienen un pase de arado y picadora. Hay mucha voluntad, el país necesita los ingresos generados por este rubro.

“De igual manera las direcciones de la Agricultura y Tabacuba trabajan con el fin de que en las próximas dos semanas llegue al Municipio la cantidad de tejas, el equipamiento y demás medios para conformar de inmediato cuatro brigadas y emprender la recuperación de las 12 casas destruidas en su totalidad.

“Los recursos destinados con anterioridad para erigir el almacén decidimos ponerlos en función de las casas, pues por encima de todo está la campaña”.

Precisó el directivo que para la contienda tienen contratadas 90 hectáreas (ha), aunque el deseo es llegar a 100 ha de tabaco tapado. “Presentamos dificultades que debemos revisar con el Banco, pues hay alrededor de 30 a 40 ha de productores cuyos créditos están vencidos y en ese sentido debemos conocer si se les puede otorgar el financiamiento.

“Es oportuno recordar que los insumos y recursos son caros, es difícil costearlos como en otros momentos cuando un saco de fertilizante costaba de 46 a 200 pesos, hoy cuesta 700, o una teja que de 100 o 200 pesos ascendió a más de 900, por ello es vital que los productores tengan solvencia, primero para asegurar la propia campaña y segundo que se les libere de las trabas para desarrollar su labor en la finca”.

En las casas túneles destinadas a los semilleros de tabaco laboran en la instalación de techos, paredes, frentes y fondos. Foto: Yesmani Vega Ávila

Respecto a las casas túneles, según precisa Miguel Pileta Prades, especialista de montaje de los referidos módulos, laboran en la instalación de techos, paredes, frentes y fondos de los dos primeros túneles.

“Aunque es trabajoso, es más rápido porque no hay que acoplar estructuras –aclaró Pileta Prades–, estas no sufrieron averías porque bajamos las lonas oportunamente, en definitiva son las que reciben con más fuerza la presión del viento y es lo que provoca roturas en las estructuras metálicas.

“Nos esforzamos las horas que sean para no comprometer el inicio de la contienda tabacalera, en ocasiones hasta pasadas las siete u ocho de la noche”.

Siguiendo la ruta que propone la propia autopista, poco después de arribar a La Fe está enclavada la finca de Jesús Lugo García, productor de tabaco y cultivos varios asociado a la Granja Urbana.

Jesús es un cosechero con experiencia en el cultivo de la hoja, procede de San Luis, Pinar del Río, la tierra del mejor tabaco.

Tabacaleros en plena faena de reparación de las casas de cura. Foto: Yesmani Vega Ávila

A pesar de los perjuicios sufridos en más del 80 por ciento de su casa de cura, en la cual debe sustituir barrederas y horcones, pretende ser de los primeros en sembrar al menos una o dos hectáreas.

“La UEB está dando una respuesta positiva –ponderó Lugo García– ya casi contamos con lo que necesitamos, tenemos las puntillas, el techo completo y estamos preparando para que salga la campaña.

“Llevo más de 22 años en estos menesteres, a partir de hoy nos aguarda la tarea de redoblar los esfuerzos, estoy seguro de que todos los productores de tabaco tapado duplicarán la faena y por ende aumentarán los rendimientos y la capa”.

El oriundo de Vueltabajo también produce alimentos para el pueblo, el año anterior entregó 170 quintales de frijol, de cuatro a cinco toneladas de col y loables cantidades de tomate.

Tras el paso del huracán por el territorio, ahora el verdadero ciclón está en el esfuerzo por recuperar y avanzar.

Huracán Ida Isla de la Juventud
Yuniesky La Rosa Pérez
Yuniesky La Rosa Pérez

Licenciado en Comunicación Social en la universidad Jesús Montané Oropesa, Isla de la Juventud

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *