Oscar López Rivera: “El colonialismo está más atrincherado que nunca” (+ Fotos y Mensaje de Los Cinco)

oscar2_lgEsta semana, el patriota puertorriqueño Oscar López Rivera, cumplió 31 años de prisión en cárceles estadounidenses por el “delito” de luchar por la independencia de su Patria. El Comité Pro Derechos Humanos de Puerto Rico lanzó una ofensiva para dar a conocer la situación de López Rivera y extender el reclamo de su liberación, actualmente en manos del presidente Barack Obama.

 

oscar2_lgEsta semana, el patriota puertorriqueño Oscar López Rivera, cumplió 31 años de prisión en cárceles estadounidenses por el “delito” de luchar por la independencia de su Patria. El Comité Pro Derechos Humanos de Puerto Rico lanzó una ofensiva para dar a conocer la situación de López Rivera y extender el reclamo de su liberación, actualmente en manos del presidente Barack Obama.

Cubadebate les ofrece la carta enviada por Oscar López Rivera a sus compañeros, fotos de las actividades realizadas en reclamo por su liberación y el mensaje de solidaridad con su causa que hicieran público Los Cinco luchadores antiterroristas cubanos también presos políticos en Estados Unidos.

Saludos con mucho respeto y amor.

Quiero expresar mi agradecimiento de todo corazón al pueblo puertorriqueño tanto en Puerto Rico como en la diáspora por el apoyo que me han dado durante los últimos 31 años. También quiero expresar el mismo agradecimiento a las personas amantes de la libertad y la justicia en Estados Unidos y en diferentes partes del mundo por la solidaridad que me han brindado. El apoyo que he recibido ha sido una fuente de fortaleza que me ha ayudado a enfrentar y lidiar con los difíciles retos que he vivido en la cárcel durante los últimos 31 años y a permanecer fuerte moral y espiritualmente para continuar luchando y resistiendo.

Los 31 años parecen haber pasado volando. Han ocurrido muchos cambios radicales a través del mundo entero durante este período. En América Latina, hay presidentes progresistas en los gobiernos de Venezuela, Ecuador, Bolivia, Uruguay, El Salvador, Nicaragua, Brasil y Argentina. En estos últimos dos hay mujeres progresistas en la presidencia y en Puerto Rico sacamos a la Marina de Vieques. Lamentablemente, el cambio más importante que nos hace falta a los puertorriqueños no se ha dado, y parece que el colonialismo está más atrincherado que nunca.

José Martí dijo que para que un pueblo pudiera ser libre necesitaba ser culto. Entiendo que los puertorriqueños somos un pueblo culto. Sin embargo, todavía somos un pueblo colonizado. También somos un pueblo fuerte moral, mental y espiritualmente. Pero, no hemos podido lograr convertir a Puerto Rico en una Nación libre y soberana.

Fue Einstein quien dijo que repetir el mismo experimento producirá siempre los mismos resultados. Hacer eso no es otra cosa que un ejercicio fútil. Celebrar plebiscitos ha sido un experimento de ésos. Y los independentistas puertorriqueños hemos estado repitiendo el mismo experimento durante décadas y obteniendo los mismos resultados sin poder lograr la meta de una nación independiente y soberana. Entonces, ¿por qué continuamos participando en tareas de Sísifo? ¿Qué debemos hacer? Hagámosle caso a la sabia advertencia de Einstein.

Mi propuesta es una sencilla. Vamos a trabajar en atender los problemas que podemos resolver con los medios y recursos que tenemos a nuestra disposición. Por ejemplo, tomemos un asunto relacionado con los problemas de salud que estamos enfrentando -la obesidad. Para resolver este problema un cambio sencillo en el estilo de vida será suficiente. Tener una dieta saludable, hacer ejercicio y crear una red de apoyo. También podemos comenzar programas de huertos urbanos. En los 78 municipios de Puerto Rico hay espacio para un programa como éste. Y en esos espacios podemos cultivar productos saludables que nos ayuden a llevar una dieta nutritiva. Podemos buscar fuentes alternas de energía y de transportación. Comencemos a pensar en cuáles cambios podemos llevar a cabo en nuestro estilo de vida y podremos resolver algunos de los problemas más difíciles que enfrentamos. Los problemas no debieran intimidarnos o amedrentarnos. Al contrario, deben producir ideas en nuestras mentes y retarnos a hallarles solución. Encontrarles solución a los problemas nos da confianza y nos ayuda a trascender nuestra mentalidad colonizada. Esa trascendencia nos acerca más a nuestra meta de lograr una nación independiente y soberana y un mundo más justo y mejor. Somos lo suficientemente inteligentes para saber qué es lo que hay que hacer. Podemos cambiar el estilo de vida en Puerto Rico y en la diáspora puertorriqueña y al hacerlo nos volveremos más fuertes moral, física, espiritual y mentalmente. Podemos hacer de Puerto Rico una Nación libre y soberana.

En resistencia y lucha,

Oscar López Rivera

oscar

oscar1

oscar2

oscar3

oscar4

 

30 de mayo de 2012

Queridos compañeros:

Cuando se cumplen los 31 años del injusto encarcelamiento de nuestro entrañable Oscar López Rivera, es ocasión propicia para recordar cuanta brutalidad puede albergar la naturaleza de un sistema penal irracional, a la medida del imperio al que sostiene. A combatirlo ha dedicado su vida nuestro hermano boricua, y por hacerlo con honor y sin claudicaciones se ha vertido sobre él un odio absurdo y vengativo.

El único crimen de Oscar ha sido el de no rendirse; sosteniendo sus posiciones y su moral frente a toda la fuerza que en su contra es capaz de desplegar al gobierno más poderoso del planeta. Para quienes lo martirizan, es imperdonable que un reo se eleve por encima de la condición que suponía humillarse ante sus acusadores. Romper ese esquema, y hacerlo en representación de un pueblo al que el imperio desprecia, demanda un castigo ejemplar de quienes actúan con visceral ceguera ante una actitud que no comprenden.

Oscar demanda de nosotros toda la solidaridad que seamos capaces de darle, y es un ejemplo para las presentes y futuras generaciones de puertorriqueños. Hay que poner fin a este absurdo sacrificio para que pueda dar al pueblo de su amada isla todo lo que su corazón de patriota encierra; porque las calles de su Borinquén y los boricuas de la diáspora reclaman de su presencia; porque hombres como él son imprescindibles si aspiramos a construir para los seres humanos la sociedad que ha inspirado los más nobles actos desde que se hace historia.

A nombre de la hermana isla de Cuba y de su pueblo, desde el castigo que junto a él compartimos con el mismo espíritu indoblegable y la moral que en común nos asiste, le enviamos nuestro más solidario abrazo y le reiteramos nuestra admiración y afecto.

Sus hermanos de lucha y de encierro.

Gerardo, Ramón, Antonio, Fernando y René

 

 

 

 

Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

 

{loadposition tabfinal}