OrtoIsla se regenera

OrtoIsla como algunos lo llaman, es quizás una de las dependencias de Salud Pública menos reconocida en la Isla de la Juventud, pero su trabajo es de gran sensibilidad.

En el taller de Ortopedia se confeccionan varios accesorios
Foto: Yesmani Vega Ávalos

Dividido en dos laboratorios, el de Ortopedia Técnica y el de Calzado Especializado, este centro se encarga de la confección de aquellos artificios ortopédicos necesarios para pacientes con discapacidad o enfermedades que puedan ser aliviadas mediante accesorios.

Según su directora, Narcy Pérez Ávila, la calidad del servicio y la satisfacción de los pacientes han sido las máximas, elementos tenidos en cuenta en el actual proceso inversionista que desarrollan.

“La idea central de la inversión es unificar nuestro centro porque, que aquí en calle 37 estén las oficinas y uno de nuestros talleres, mientras el otro está bastante distante en 39 final, hace engorrosas las gestiones para los pacientes, por lo general discapacitados”.

En la primera etapa de la remodelación –incluye fachada y techado con placa– se cuenta con un presupuesto de 54 mil pesos y para la segunda parte, que es el montaje del otro taller, con 74 mil, precisó el administrador Ernesto Milián González, quien agregó que está la mano de obra contratada –de Mantenimiento e Inmuebles–, pero a veces la falta de materiales como cemento y madera retrasa el trabajo.

Narcy Pérez Ávila, directora del centro
Foto: Yesmani Vega Ávalos

Narcy Pérez aclaró que las obras no interfieren la labor de los talleres.

“No se dejan de atender pacientes, quienes vienen con la remisión de las consultas o del médico y le elaboramos el accesorio requeridos.

“Por ejemplo las mujeres mastectomizadas vienen días antes de la operación para realizarles la faja elástica que necesitan y aquí las orientamos y explicamos que en caso de requerir la amputación de la mama nosotros nos encargamos de confeccionarles su prótesis y también sus ajustadores; igual ocurre en el caso de pacientes con deformidades en los pies que necesiten un tipo de calzado específico o los jóvenes con problemas de postura, cada uno de los aditamentos son hechos a la medida para garantizar el mejor resultado posible.

“Aquí se producen diversos complementos como collarín y minerva, corsé y correctores posturales, cabestrillos, muñequeras elásticas, férulas, fajas, tobilleras, rodilleras, bandajes umbilicales para los bebés, prótesis para pacientes amputados, calzado y diferentes soportes y ayudas técnicas como muletas, bastones y andadores.

“Los recursos para su elaboración pocas veces faltan pues recibimos materias primas dos y tres veces al año y en cuanto a los costos, todos tienen precios asequibles, lo más caro resultan las prótesis que rondan los 120 pesos, mientras que las ayudas técnicas como andadores valen 50, el resto oscila entre los 5 y 25 pesos”, agregó.

Acerca del flujo de pacientes la directora explicó que es variable debido a que algunos accesorios producidos son de uso transitorio, sin embargo reconoció que es habitual el ingreso de nuevos usuarios solicitando fajas para la sacrolumbagia y las de liposucción así como collarines para afecciones de la cervical, además de pacientes de provincias.

Isla de la Juventud
Yenisé Pérez Ramírez
Yenisé Pérez Ramírez

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *