“Orgullosa de graduarme como médico”

graduada-integralVisiblemente emocionada por el trascendental momento para su vida, la doctora en Medicina Lisandra Pérez Méndez apenas tuvo un momento de asueto entre abrazos, besos y felicitaciones con sus familiares, amigos, colegas y todo aquel que se acercó para desearle una vida profesional de éxitos.

 

graduada-integralFoto: Arturo Enamorado López

Visiblemente emocionada por el trascendental momento para su vida, la doctora en Medicina Lisandra Pérez Méndez apenas tuvo un momento de asueto entre abrazos, besos y felicitaciones con sus familiares, amigos, colegas y todo aquel que se acercó para desearle una vida profesional de éxitos.

Luego de seis intensos años de estudio y sacrificio, fue Lisandra la graduada más integral de la Facultad de Ciencias Médicas en el curso 2011-2012. Sus sobresalientes resultados académicos y desempeño a lo largo de la carrera, la hicieron merecedora del Título de Oro y de la condición de Vanguardia Mario Muñoz Monroy, en la graduación dedicada al centenario del natalicio doctor cubano.

Hoy cuando concluye una etapa importante y comienza otra llena de retos y expectativas, la joven galeno expresó al Victoria su compromiso con la Revolución y el Partido de trabajar con dedicación y poner a disposición de los pineros los conocimientos adquiridos durante más de un lustro de preparación.

“Estoy muy orgullosa por haberme graduado de doctora en Medicina en la Facultad de Ciencias Médicas de la Isla de la Juventud. Todos y cada uno de los egresados tenemos un único compromiso: trabajar con esfuerzo y abnegación para el pueblo que merece especialistas preparados. Justamente el deber con el territorio constituye la principal guía que tenemos todos los de la graduación más extensa de la historia de la medicina local”.

A Lisandra se suman otros 43 doctores en Medicina, 19 Estomatólogos, 32 Enfermeras y 105 Tecnólogos, especialidad que agrupa 17 perfiles; en total 200 profesionales de la Salud que hicieron realidad su sueño de formar parte del inmenso ejército de batas blancas de Cuba, distinguido y reconocido en todo el orbe por sus valores de la solidaridad, responsabilidad, patriotismo, honestidad y sencillez que acompañan a su excelente preparación y competencia en cada consulta y fuera de ella.

Enhorabuena para el sistema de Salud de la Isla que continúa dando pasos en busca de resultados superiores en la atención médica a través de una eficiente utilización del método clínico, la medicina natural y tradicional y la superación constante de los galenos.

 

 

Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

 

{loadposition tabfinal}