Nuevo intensivo contra el mosquito en Isla de la Juventud

Foto: Gerardo Mayet Cruz

Evitar la proliferación del mosquito Aedes aegypti y sus riesgos para la salud ha sido una de las prioridades del gobierno cubano en los últimos años dada la compleja situación que con este vector se viene dando en todo el continente americano y de la que Cuba no está muy distante, presentando en la actualidad siete provincias y cerca de 39 municipios vulnerables.

En la Isla, aunque aún no hay transmisión, al cierre del mes de agosto aparecían un total de 278 focos y un índice de infestación de 0,91 –cuando el permisible es 0,05–, lo que representa un riesgo elevado pues, unido a las condiciones climáticas, favorece el desarrollo de epidemias asociadas a las arvobirosis, máxime cuando el serotipo de dengue que circula en estos momentos tiene una alta morbilidad.

Foto: Gerardo Mayet Cruz

Este contexto obliga a extremar las medidas de control en los meses de septiembre a noviembre- tradicionalmente los más críticos- por lo que, a nivel de país, se llevará a cabo un intensivo adulticida desde el nueve de septiembre hasta el cinco de octubre en el que estarán inmersas las instituciones de salud pública junto a empresas y organismos locales y las organizaciones políticas y de masas.

Foto: Gerardo Mayet Cruz

“Contamos con todos los recurso materiales y humanos para llevar a cabo esta tarea, el trabajo está organizado para que junto a los dúos que realicen la fumigación, estén presentes especialistas de salud para ayudar a fomentar la percepción de riesgo y la promoción de salud en la población”, explicó el licenciado Antonio Alberto Suárez, Jefe del Departamento de Lucha Antivectorial del Centro de Higiene, Epidemiologia y Microbiología.

“Los consejos populares que serán intervenidos son 26 de Julio, Sierra Caballo, Pueblo Nuevo y áreas estratificadas de Abel Santamaría, y Micro 70, pero en el resto, se mantendrán las acciones de vigilancia”, agregó.

El llamado de la máxima dirección del territorio es a cumplir con responsabilidad estas jornadas de intensivo, respetando las indicaciones del personal sanitario tanto en el sector residencial como en los centros laborales y tener presente que sin mosquito, no hay dengue, chigungunya, zika ni fiebre amarilla.

Isla de la Juventud Salud
Yenisé Pérez Ramírez
Yenisé Pérez Ramírez

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *