Nuestras zonas de preferente uso turístico

El Consejo de Ministros las declaró como parte de la estrategia de desarrollo local

En tiempos donde la COVID-19 afecta al turismo en el mundo, el Gobierno cubano declaró recientemente 13 nuevas zonas en el archipiélago nacional para desarrollar modalidades turísticas relacionadas con la actividad náutica, dos de ellas en la Isla de la Juventud, con probadas potencialidades en la rama y que definen a la llamada industria sin humo como uno de sus componentes fundamentales de la estrategia de desarrollo local.

Hoy más que nunca, el patrimonio cultural y natural sobresale como el recurso endógeno más importante para el territorio. Identificarlo, promoverlo y valorizarlo son un reto diario para el progreso económico y sociocultural pinero, de cara a la recuperación del sector.

Estos 13 acuerdos del Consejo de Ministros, donde se declaran igual cantidad de zonas en el país como Territorios de Preferente Uso Turístico, fueron publicados hace unas semanas.

UBICACIÓN Y REGULACIONES

Las dos zonas en el Municipio, una incluye los cayos al norte del Municipio y la otra en los alrededores de Cayo Largo del Sur.

La primera, denominada Norte de la Isla de la Juventud, incluye las aguas que rodean los cayos del norte del territorio, desde punta El Esponjero, en la costa noreste, hasta la restinga (lengua de arena sumergida) de La Pipa, en el golfo de Batabanó (Mapa 1). El área Cayo Largo la integra la zona ubicada en el extremo oriental del archipiélago de los Canarreos (Mapa 2).

La Gaceta Oficial de la República de Cuba publicó estos acuerdos en su edición No. 29 Ordinaria del 24 de abril de 2020. Estas zonas fueron solicitadas por el Ministerio de Turismo (MT) y aprobadas por el Consejo de Ministros el 30 de marzo de 2020 a propuesta del Instituto de Planificación Física cumpliendo el artículo 13, del Decreto-Ley No. 331 “De las Zonas con Regulaciones Especiales”.

Entre las regulaciones aprobadas para las zonas seleccionadas, se plantean el control, la supervisión y protección de las zonas para organizaciones operadoras del turismo náutico (Empresa de Marinas y Náutica Marlin S.A. y Marinas Gaviota S.A.) en cooperación con los ministerios de la Industria Alimentaria (IA) y del Interior; así como con otros organismos. El desarrollo de las actividades náuticas está sujeto a las normativas jurídicas vigentes, el buceo y los puntos náuticos.

DESARROLLO AMIGABLE CON EL MEDIO

En las prohibiciones señaladas en la Gaceta Oficial están la pesca comercial, menos la de la langosta y la manjúa, esta última previa autorización de la IA y con la aprobación del operador turístico.

También se elimina la pesca recreativa, excepto con fines turísticos en la modalidad de captura y suelta, y la pesca deportiva en eventos oficiales. No se permitirá fondear embarcaciones con anclas, así como su achique, ni verter desechos dentro de la zona especial.

Se prohíbe, además, extraer organismos marinos, así como lo que impacte en la biodiversidad, o cause daño a las especies migratorias y de alta significación, en particular durante su reproducción.

Con el fin de promover un desarrollo sostenible y amigable de las áreas turísticas con el medio ambiente, se implementan acciones con universidades y los ministerios de la IA y el Citma para monitorear peces, aguas, fondos marinos y ecosistemas.

Es estratégica la gestión integral de esas áreas, así como su vínculo armónico e intersectorial desde el Municipio hasta la nación, además de incluir la dimensión cultural, sin obviar su importancia histórica, arquitectónica, espeleológica, arqueológica, social y/o antropológica. Todo en aras de elevar su valor y crear nuevos productos turísticos.

Ecoisla Ecoisla 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *