Nuestra América auscultada por un médico cubano

El doctor villaclareño Juan José Pulido López, especialista en Medicina General Integral y master en urgencias médicas, ha calado en las entrañas del continente, ha estado entre los más necesitados, junto a ese indio de cobre triste y rebelde, conoce la amazonía con su vegetación tupida, sus ríos inmensos y navegables, sabe de la miseria de esos pueblos que tienen a Cuba como su gran esperanza.

 

Llegó recientemente de Bolivia,  tras los últimos sucesos  acaecidos en ese país. Cuando se le escucha hablar se siente la identidad de esos pueblos, esa que a su vez viene de Bolívar y se  enraizó con Martí para convertirse en hechos con  el Che, Chávez y Fidel.

“En un primer momento estuve en el departamento de Beni, una zona donde el cultivo y procesamiento de la almendra era la principal fuente de sustento de la población. Luego en Tarija, allí la situación es otra, pues es la cuarta economía del país con ganadería, agricultura y vinos. Esa doble visión te proporciona una dimensión exacta de sus gentes, su idiosincrasia y de los siglos de sufrimiento que carga ese pueblo bajo sus ponchos y que encontró en  la Revolución Plurinacional que encabezó Evo Morales una salida a sus necesidades”, precisó.

El doctor Pulido estuvo al frente de los 94 colaboradores que integraron la brigada médica en esa zona boliviana y prestaron servicio en especialidades como la dermatología, cirugía, terapia intensiva, anestesia, medicina interna, ginecología, neonatología , oftalmología, pediatría  y traumatología.

Atendieron pacientes de seis municipios en tres hospitales y un centro oftalmológico. Lo avalaba una  larga  experiencia como médico, director municipal de salud en Manicaragua y Santa Clara y vicedirector de la provincia de Villa Clara, así como dos misiones anteriores en Venezuela y Ecuador.

Confesó con visible dolor  que lo que más le lastimó al dejar Bolivia fue cerrar servicios como el de neonatología, dermatología  y terapia intensiva, los que eran solo atendidos por médicos cubanos. Reconoció a su vez que la brigada trabajó hasta el último momento a pesar de estar bloqueada, especificó que en el municipio de Yacuiba desde el día 23 de octubre se laboró con mucho cuidado y mantuvieron las proyecciones comunitarias para no dejar desprotegidos a los pacientes.

“Fue respetable la actitud de cinco alcaldes, quienes hicieron un consenso para establecer un reclamo para el retorno de la brigada, duele dejar la población desprotegida, cerrar servicios y que niños recién nacidos queden sin atención, y ver al pueblo abogando  con inmenso cariño por nosotros”, argumentó.

“Vi personas arrodillarse y pedirles a Dios por nosotros porque regresáramos, fue difícil despedirse, el reclamo de volver fue público”, aseguró

Para Pulido una imagen estuvo presente en todo este proceso: el Che, ese hombre símbolo que es estrella en Santa Clara y que renace para seguir guerreando desde su Memorial en la Plaza que lleva el nombre del Guerrillero Heroico en esta ciudad.

“Pensaba en el Che, en su lucha en aquellas tierras y en la nuestra, en el valor de su humanidad e internacionalismo, también como un colega, un médico que sintió el gran dolor del continente, un ser que supo entender el dolor de América”.

Salud
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *