Novedades del platanal al cítrico

Para Cantillo, jefe de finca, la experiencia ya rinde sus frutos. Foto: Yesmani Vega Ávalo

Más allá del cumplimiento de los planes productivos, con la excepción de la miel, la leche y la carne porcina, e insuficientes todavía para garantizar el autoabastecimiento territorial y más allá de los records impuestos en las cosechas de frijol –1 553 toneladas– (t) y la elaboración de puré de tomate –5 469,8 t–, la gran protagonista en la agricultura pinera ha sido sin lugar a dudas la introducción de modernas tecnologías de cultivo.

Si bien su impacto en ocasiones no se aprecia de manera rápida si crea las bases para lograr el objetivo a corto y mediano plazos para garantizar la alimentación del pueblo.

EL PLATANAL DE LA CAPITAN LAWTON

Sin lugar a dudas la que mayor expectativa fue la siembra con novedosa técnica de riego de las 26 hectáreas de plátano (fruta-vianda) en áreas de la Unidad Básica de Producción Cooperativa Capitán Lawton, donde el fertilizante llaga a la planta a través del agua con una gran eficiencia que se transforma en productividad.

Evidentemente los racimos, que ya comenzaron a cortarse, son una clara evidencia de la efectividad de esta tecnología y nadie mejor para hablar de ello que José Ernesto Cantillo Izaguirre, jefe de finca.

“Todos hemos trabajado con mucho entusiasmo y dedicación y rigurosidad en el cumplimiento de las normas tecnológicas, el pueblo puede ver ya el fruto”, dijo.

Igual satisfacción con los resultados que esperan obtener se mostró Maicelys Álvarez Villa, jefa de los campos uno y dos, los primeros que entrarán en producción próximamente.

Eduardo Gómez Ocaña, jefe de riego de la empresa agroindustrial Jesús Montané Oropesa, destacó las precisiones a tener en cuenta en el montaje de los sistemas de campo, para lo cual se tuvieron que preparar y asumieron con responsabilidad una labor realizada por primera vez en el municipio como fue la del fertirriego.

SUSTITUCION DE IMPORTACIONES

Otra de las novedades que marco el año pasado a la agricultura pinera fue la producción en el territorio de las yemas y las semillas para la recuperación citrícola.

Según Neiser Herrera Destrade, jefe del vivero de cítricos y frutales tecnificado, esta labor posibilitará en el transcurso de dos años ahorros millonarios al país, pues actualmente las semillas se importan desde España.

Un ensayo que llama la atención es la siembra por primera vez de la calabaza americana en casas de cultivo, ahora para el autoabastecimiento interno con buenos resultados en cuanto a la floración y crecimiento de la hortaliza.

FALTA, PERO MUCHO SE HA LOGRADO

Es evidente que la agricultura pinera marcha por caminos seguros, a pesar de las dificultades financieras y comerciales que enrarecen el mundo de hoy y que ha afectado grandemente el proceso inversionista en el sector.

Sin embargo se ha ganado en organización y control y se sigue avanzando en lograr una comercialización con mayor efectividad y que impacte favorablemente en la dieta de los pineros, a partir de un sector cooperativo y campesino con crecimientos tanto en áreas de siembras como en compromiso con su pueblo.

El 2019 seguirá su curso lleno de complejidades y será decisivo ajustar todos los sistemas de trabajo que garanticen el aseguramiento de las cosechas, mantener el contacto con los productores y mucha disciplina, orden y responsabilidad para seguir avanzando en una tarea de vital importancia, el abastecimiento territorial de productos agropecuarios.

“Han sido 10 meses de mucha dedicación y esfuerzos”… Maicelys. Foto: Yesmani Vega Ávalo
Isaías Del Pozo Rodríguez, obrero agrícola, realiza manualmente la polinización de las calabazas. Foto: Yesmani Vega Ávalo
Los miembros de la brigada de riego trabajaron con responsabilidad y disciplina. Foto: Yesmani Vega Ávalo
Isla de la Juventud
Pedro Blanco Oliva
Pedro Blanco Oliva

Licenciado en Literatura y Español en la universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomado en Periodismo con más de 40 años en la profesión

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *