Noche para Fidel

Foto: Yoandris Delgado Matos

El 25 de noviembre, cuando se cumplieron cinco años de tu partida a la eternidad, la noche empezó fría, típica de esas que no invitan a nada más que a sumergirse en recuerdos.

Mas poco duró esa frialdad, se derritió a base de talento y arte, a ritmo de aplausos y del latir de corazones que decidieron que no sería una noche triste, pues no estás físicamente, pero nunca te fuiste.

A ti, artífice de la obra grande que es esta Revolución, fueron dedicadas todas las palabras, las canciones y los acordes, cada paso y movimiento de danzarines que al frío de la noche encomendaban su calor hasta alcanzarte, un sutil modo de agradecer por tu vida, por tu grandeza.

Esta Isla pequeña se creció para homenajearte, para rendir tributo al hombre que fuiste y sigues siendo para quienes cada día te descubren.

No fuiste perfecto, sino humano y, casi al mismo tiempo, un ser de otra galaxia, pues los visionarios como tú no pertenecen a un solo tiempo y espacio.

Esta fue la jornada para decirte gracias nuevamente, lejos de consignas y discursos, porque mereces más. Mereces ser testigo de lo que tus sueños lograron, el arte y la creación en manos de niños, adultos, blancos y negros, sin distinción.

Por eso la del 25 de noviembre fue una noche especial, porque se celebró la vida.

Afortunados los que pudimos participar de una velada que avivó la llama con la cual seguimos iluminando tu ejemplo.

Otros artículos del autor:

Cultura Isla de la Juventud
Yenisé Pérez Ramírez
Yenisé Pérez Ramírez

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *