No hubo flaqueza, al contrario (+ Audio)

En un abrir y cerrar de ojos el nombre de Idalberto Delgado Baró pasó de ser conocido entre familiares, amigos y colegas a estar en boca y pensamientos de todo el pueblo cubano.

El economista que desde marzo del 2018 prestaba servicios en la hermana nación boliviana como parte de la brigada de colaboradores de la Salud lo acusaron de ser cabecilla del comando guerrillero que financiaba marchas y protestas populares contra el gobierno de facto, tras el golpe de Estado al presidente constitucional Evo Morales Ayma.

Por ello se vio injustamente detenido junto a otros tres compañeros durante más de 36 horas en las que asegura que no sintió temor.

“En el Alto, donde nos encontrábamos, la inestabilidad social fue arrolladora y al momento de la detención portábamos el dinero del pago de los estipendios de los colaboradores, así que esa fue la excusa. En un primer instante nos acusaron de cargar con explosivos y fueron horas intensas, una experiencia desagradable pero puedo decir que no temía, ninguno de los cuatro lo hacíamos. No hubo flaqueza, al contrario, ante el intento de desprestigiar la misión médica cubana nos mantuvimos unidos, firmes y fieles a los principios.

“Pensé mucho en mi familia y en Fidel. Me acompañó su lección de que en tiempos difíciles hay que mantener la mente fría y exponer la verdad acerca de las razones y por qué estábamos ahí.

“La convicción de que nuestro Gobierno velaba por nosotros, la confianza en los dirigentes y la claridad de que trabajábamos conforme a acuerdos bilaterales, nos dio la firmeza en esa situación”.

Con orgullo habla de su labor en Bolivia: “Tanto en el país andino como en otras latitudes la misión de la que formamos parte es garante de la salud, sembradora de esperanzas allá donde otros no llegan”.

De vuelta en casa… “Nos impactaron las muestras de apoyo de los cubanos  por el retorno. El recibimiento ha sido entusiasta y caluroso. Hoy mi compromiso es el de seguir siendo útil dondequiera”.

Entrevista en audio:

Por Siempre Fidel
Diego Rodríguez Molina
Diego Rodríguez Molina

Licenciado en Periodismo en la Universidad de La Habana. Tiene más de 40 años en la profesión

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *