No hay opción cero para estas páginas

Aquellos duros años de los ’90, con una economía que de pronto dejó de recibir combustible y las piezas necesarias para su industria, con serias carencias de papel, el periódico Victoria se vio obligado a reducir páginas y tiradas a unas pocas en la semana.

Pero sus titulares y trabajos periodísticos vibraron a la par del movimiento de masas que aquel verano de 1994 mereció la sede nacional del 26 de Julio, pues en todos los frentes burló el bloqueo de Estados Unidos y se preparó para resistir en condiciones de opción cero (de petróleo) sin detener la producción de alimentos y otros productos vitales ni dejar de aplicar las demás directivas del Comandante en Jefe Fidel Castro para el período especial.

No había ni hubo opción cero para los revolucionarios con la energía imprescindible, al contrario, esa se multiplicó por miles en arrozales, instalaciones de Salud Pública y barriadas, mientras el periódico nutría con sus profesionales otros órganos de prensa, sacó al aire una Página Cinco en Radio Caribe y soñó este suplemento histórico el Pinero, entre otros empeños.

No solo eso, comenzó a hacer titulares en las primeras computadoras llegadas al Municipio, incorporó bicicletas y carretones a sus coberturas y demás atrevimientos que harían interminables estas líneas; con la juventud de sus 27 años se fue también a pie a Presidio Modelo en la Marcha Combatiente aquel 26 inolvidable en que junto al pueblo se pudo vencer el desaliento.

El Pinero 2019 Suplementos
Diego Rodríguez Molina
Diego Rodríguez Molina

Licenciado en Periodismo en la Universidad de La Habana. Tiene más de 40 años en la profesión

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *