FERIA MUNICIPAL DEL LIBRO 2018

No es un adiós, sino hasta ahorita

Foto: Víctor Piñero Ferrat

Para nada fue un adiós lo ocurrido hace a penas una hora, sino un hasta ahorita, porque el próximo jueves 12 la Isla de la Juventud seguirá viviendo la fiesta de los libros desde el segundo poblado en importancia, La Fe.
Con una sencilla pero bien pinera y cubana gala concluyó de manera oficial la Feria Municipal del Libro, que se celebró aquí desde el jueves cinco a hasta este domingo.
La despedida estuvo a cargo de estudiantes de la enseñanza artística de las especialidades de música y danza para desde el arte darle paso al suceso editorial en uno de los poblados y luego en otras comunidades.
Los días de buena literatura comprendió aquí eventos literarios, académicos y artísticos que se convirtieron en espacio para el intercambio de los lectores con los escritores que promueven lo mejor de la literatura cubana, Latinoamericana y universal.
En la persona de Iraida Zayas, directora de Cultura, la Isla reconoció al escritor José Antonio Quintana, a quien se homenajea en la actual edición y quien agradeció el agasajo y el cariño de colegas, familiares, vecinos y amigos.
“Estamos satisfechos, muy felices porque esta feria en cuestiones de organización, distribución y diversidad de los puntos de venta ha sido superior. De tres puntos de ventas en otros años tuvimos ocho, tener eso en la Isla y literatura con variedad para cubrirlos, nos parece bueno”, significó Zayas.

Foto: Víctor Piñero Ferrat

“En un corte preliminar que hicimos –agregó– dio como resultado que tuvimos aproximadamente 23 mil ejemplares vendidos, comparado con años anteriores es superior, pero en ingresos tenemos alrededor de 72 mil pesos.
Comentó que pudiera parecer contradictorio, pero este año hemos adquirido cartonería de la cual vendimos mucha; también pancartas que antes tenían el valor de cinco pesos, ahora valen tres. Recaudamos casi 30 mil pesos de cartonería, es lo que identificamos como las cuquitas, los triangulitos… Todo eso tiene el valor de un peso y los libros de colorear de tres. Fue una feria surtida con mucha literatura y con un precio más asequible. Estamos hablando que el libro más caro fue el Hasta siempre Fidel que costaba 40 pesos, pero de él solo se vendieron 100 ejemplares y esa no es una cifra comparativa.
“La población pinera pudo adquirir textos de autores de la Isla por el valor de diez, libros infantiles o de poesía por el valor de ocho, seis y cinco pesos.
“Hasta este domingo –destacó Iraida en la clausura– tuvimos el área llena y fue lindo ver a las personas buscando y encontrando libros de cocina, diccionarios, de colorear. Eso nos crea gran satisfacción”.

Feria del Libro Isla de la Juventud
Yojamna Sánchez
Yojamna Sánchez

Licenciada en Literatura y Español en la universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomada en Periodismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *