No dar margen a la impunidad

ilegalidades-edificioEn la Isla, la proliferación de construcciones ilegales se hace notar a cada paso como evidencia de las indisciplinas sociales, la desorganización y la incapacidad de las autoridades para erradicar esos males que rompen con el diseño y la arquitectura urbanística.

 

ilegalidades-edificio

En la Isla, la proliferación de construcciones ilegales se hace notar a cada paso como evidencia de las indisciplinas sociales, la desorganización y la incapacidad de las autoridades para erradicar esos males que rompen con el diseño y la arquitectura urbanística.

Salvaguardar la identidad cultural y la imagen de la ciudad constituye un reto para la sociedad pinera, pues de ello depende nuestra existencia, desarrollo y futuro.

El incremento de nuevas obras, la remodelación o extensión de viviendas individuales o edificios múltiples, imponen una mayor exigencia en el cumplimiento de las normas para el debido uso y destino de la superficie, por su impacto social y ambiental.

Ejemplo de ello lo constituyen las cercas altas y ampliaciones colindantes con las aceras o sobrepasando los linderos, las cuales pueden traer consigo accidentes de tránsito por poca visibilidad de las señales o de otros vehículos. Son actos que benefician en lo particular, pero perjudican en lo colectivo.

Otras violaciones, escudadas numerosas veces en los pretextos más diversos, son la apropiación indebida de áreas comunes y las cimentaciones sobre la infraestructura hidráulica o sanitaria de los domicilios, que atentan, en caso de rotura, contra la solución de un problema donde se ve afectado el propio infractor.

Tras largos períodos sin un enfrentamiento eficaz a estas indisciplinas, es hora de frenar el deterioro existente y restituir el orden ante las transgresiones acumuladas durante años, muchas de las cuales ocupan suelo no autorizado o violan de manera constante las regulaciones urbanas ante la indiferencia de vecinos y autoridades.

Impostergable papel en este sentido tiene el pequeño colectivo de la Dirección Municipal de Planificación Física, encargado de dirigir, elaborar y controlar el ordenamiento territorial y el urbanismo; y a 51 años de instituida tiene el reto de ponerle fin a las contravenciones de este tipo, con la integración de entidades como Vivienda, Fiscalía, la Dirección Integrada de Supervisión, la PNR e incorporar el tema en los barrio debates organizados por los CDR en cada Consejo Popular, entre otras alternativas.

En el presente año han sido detectadas en el territorio 27 obras ilegales: acciones constructivas para ejercer el trabajo por cuenta propia, cercas con materiales improvisados y casetas temporales en fondos y laterales de casas o edificios.

Aunque la mayoría de las personas que incurrieron en tales hechos estuvieron conscientes de la gravedad de la situación y adoptaron medidas como la autodemolición de 11 obras, es necesario la aplicación rigurosa del Decreto Ley 272, controlar los planes de ordenamiento territorial y urbano con un enfoque sistémico, y apelar al rescate de la disciplina en el sector residencial y estatal, como una respuesta efectiva al proceso inversionista y a la planificación económica del Municipio.

En tal sentido el Presidente de los Consejo de Estado y de Ministros, Raúl Castro, reiteró “… la solución no es prohibir construir, sino indicar dónde y cómo hacerlo, las necesidades habitacionales no pueden ser motivo para las infracciones” e insistió en “no dar margen a la impunidad”.

venta-materiales-construccion1

Por tal motivo el Gobierno ha puesto en marcha en los últimos meses medidas como la autorización de la compraventa de viviendas, la venta liberada de materiales y la entrega de subsidios para la construcción y reparación de inmuebles, y otras encaminadas a una efectiva planificación física.

Es importante que los pobladores ganen en conciencia acerca de los problemas reales de la localidad, en el campo del espacio físico, terrenos y viviendas, que eleven la cultura en cuanto a las ordenanzas constructivas y las regulaciones urbanísticas para lograr un desarrollo óptimo a corto, mediano y largo plazos.

 

 

Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

 

{loadposition tabfinal}