Muchachos que multiplican su quehacer

Rafael Ángel es uno de los jóvenes movilizados en La Fe. Foto: Wiltse Javier Peña Hijuelos

El contingente 15 de Mayo se creó en La Fe unos 30 años atrás, justo al comienzo del Período Especial, y en aquellos momentos difíciles aprovisionó al poblado de boniatos, yucas y calabazas cuando fue necesario, inclusive, que los dos primeros se usaran como extensores para aumentar la harina de trigo y elaborar el pan.

Hoy un nuevo contingente se ha creado en la misma zona, pero compuesto por estudiantes de distintos niveles de enseñanza con una representación mayoritaria de la Media Superior.

Rafael Ángel Bencosme Echavarría, del instituto preuniversitario Ignacio Agramonte Loynáz e integrante del contingente Jóvenes por la Vida, considera que “la constitución de esa tropa la pasada semana representa la oportunidad de aportar en estos momentos tan difíciles tras las restricciones por la Covid-19.

“Marca, dijo, un primer paso en la vuelta a la nueva normalidad y una vía para dar salida a la energía creadora de los jóvenes siempre dispuestos a ocupar su lugar en la primera línea y asumir los reto”.

Rafael Ángel destaca entre sus motivaciones, además: “Tengo pasión por la obra de la juventud y me gusta la fraternidad creada cuando te fundes con el grupo, no para perder el tiempo sino hacer lo que hace falta hoy” y reafirma:“Yo soy un soldado de fila, de los que están dispuestos a doblar la espalda sobre el surco y a ponerle las manos a lo que haga falta”.

Explica orgulloso que esa fuerza la integran ocho grupos de trabajo inmersos ya en la producción agrícola, el ahorro de portadores energéticos y al reforzamiento en los barrios de la lucha antivectorial contra el Aedes aegypti, trasmisor de enfermedades, en otra batalla por la salud.

“El grupo que incentiva el uso racional de la energía -precisa- cumple otra importante misión y está a cargo de los pioneros organizados en las patrullas clic para llegar a viviendas y centros de trabajo donde recuerdan y exigen las medidas en ese sentido.

“El grupo más numeroso y del cual formo parte –prosigue– este lunes nos incorporamos al área de La Cascada en la limpieza de canteros y la siembra de acelga y otros vegetales, como parte del propósito de recuperar los organopónicos en el menor tiempo posible, ponerlos en óptimas condiciones y pasar de inmediato a otras labores en la agricultura.”

COVID-19 Isla de la Juventud Isla de la Juventud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *