UEB TRANSPORTE ESCOLAR

Movimiento en todas las direcciones

Girón, Yutong y Diana, el trío de que integra el parque
Foto: Yesmany Vega Ávalos

Este cuatro de septiembre los centros educacionales de la Isla reabrieron sus puertas para recibir en un nuevo curso escolar a los miles de alumnos que pueblan las aulas cada año en las diferentes enseñanzas.

Requirió de un arduo trabajo días antes de muchas personas para garantizar que todo estuviera a punto en cada escuela para el gran inicio, el claustro, los locales, la base material de estudio, el mobiliario, en fin todos los elementos que se conjugan para que el período lectivo sea un éxito.

Entre todos esos elementos, destaca uno que juega un papel decisivo, pues a diario muchos educadores, educandos y trabajadores del sector necesitan moverse desde poblados distantes hacia las aulas ubicadas en diversos puntos de nuestra geografía.

Se trata del transporte escolar, uno de esos eslabones imprescindibles en este complejo engranaje y que para el presente curso goza de mejores condiciones que la etapa precedente, con todas las líneas cubiertas para cumplir su principal propósito, el traslado de estudiantes y profesores, así lo aseguró Raciel Terra Pérez, director de la Unidad Económica de Base (UEB) Transporte Escolar.

GIRÓN, YUTONG Y DIANA

La UEB dispone en la actualidad de un parque de equipos integrado por 52 ómnibus, de ellos 32 Girón, 15 Yutong y cinco Diana. Con esa flota la unidad cubre las 33 líneas que componen los servicios de transportación a Educación, además brinda similares prestaciones al hotel Colony, Asport, pasajeros del catamarán y el resto de organismos y entidades que lo demanden.

Terra Pérez asegura que el sentido de pertenencia es una de las fuerzas motrices que mueven la entidad
Foto: Yesmany Vega Ávalos

“Hoy exhibimos un coeficiente de disponibilidad técnica de alrededor del 78 al 80 por ciento –precisó Terra Pérez– y existen perspectivas de que mejoren en el futuro con el arribo de otras cinco Diana que están en plan.

“También mejoraremos con la puesta de alta en los próximos días de cuatro Yutong en la base de La Fe, que durante la etapa veraniega aprovechamos para chapistear y pintar”.

Aunque cuentan con lo necesario para garantizar su objeto social, siempre surgen imprevistos que atentan contra el buen desarrollo de la actividad, en este caso las roturas que sufren los carros, sobre todo la envejecida línea Girón y los Yutong que con nueve años ya de explotación comienzan a presentar problemas, y todo ello se agudiza con la conocida escasez de piezas de repuesto.

No obstante, la voluntad y el esfuerzo de los trabajadores del taller y de los choferes se manifiestan a diario cuando vehículos que entran en la mañana al taller, ya en la tarde están listos para trabajar.

La dedicación, iniciativas y perseverancia de mecánicos y choferes se sobreponen a cualquier vicisitud
Foto: Yesmany Vega

“Ante la falta de piezas se impone la iniciativa e inventiva de mecánicos, choferes y personal técnico. Es muy poco probable que un carro caiga en talleres por una rotura y no se le dé solución en corto plazo, hay sus excepciones, pero por lo general las paralizaciones son eventuales.

“En este instante no tenemos ómnibus paralizados a largo plazo, solo permanecen en esa condición los que están propuestos para baja por la reposición efectuada con las Diana”.

De igual manera el directivo detalló que tienen establecido el plan para los mantenimientos que está en dependencia del kilometraje concebido para cada marca, aquí no solo participan los mecánicos sino también los choferes que trabajan a la par de ellos.

“Es difícil ver un día en que no esté dando mantenimiento o revisando un equipo, eso aquí es una constante. Este es un colectivo donde históricamente el sentido de pertenencia constituye una bandera.

“Existe una competencia silenciosa no planificada entre todos con el cuidado y embellecimiento de los medios, eso ayuda mucho, aquí se labora de lunes a lunes, sábados o domingos, cualquier día está el personal ocupándose de las guaguas”.

Raciel es del criterio de que más de un chofer por medio conspira contra su estado técnico, por ello cada hombre tiene el suyo fijo.

Cuando uno disfruta de vacaciones o de su jornada de franco, a menos que sea imprescindible, no se utiliza su carro, para eso disponen de equipos suficientes.

“Hay ocasiones que el coeficiente de disponibilidad no lo permite y entonces si es preciso ubicar otro chofer, pero siempre se efectúa la entrega en presencia del “dueño” para que cuando se reincorpore lo reciba en las condiciones que lo cedió.

NO SOLO ESTUDIANTES Y PROFESORES

Además de su objeto social bien definido, Transporte Escolar le brinda servicio a organismos y a naturales, en horarios que no interfieran en el movimiento de los estudiantes, por lo general a partir de las 9:00 am y antes de las 4:00 pm que es cuando comienzan a transportar la enseñanza.

“Nos movemos en dos direcciones, a las seis de la mañana arrancamos con el traslado de profesores hacia las escuelas y en sentido inverso con alumnos para los centros educacionales, sobre todo de la capital pinera desde los distintos enclaves como Maniadero, Argelia Libre, La Victoria, Julio Antonio Mella y La Reforma.

“El parque se utiliza en todas las actividades, no hay carros para prestaciones determinadas, en dependencia de lo programado y lo solicitado, entonces hacemos uso de los medios”.

Apuntó que hasta el momento han cumplido con los horarios de acuerdo a lo establecido, amén de los infortunios que puedan surgir en el camino.

“No contamos con medios de reserva porque todos están a disposición del trabajo desde temprano, si aparece una avería, ese debe ser sustituido por otro pero ya en una segunda posición.

“Cuando un vehículo sufre una rotura tenemos que esperar que entre otro de los que está trabajando en una ruta para que sea ese el que sustituya al averiado.

“Siempre reiteramos que aguarden en el lugar que vamos a llegar, quizás un poco demorado, pero llegamos, y ante cualquier situación de inmediato llamar a la base sin dejar trascurrir el tiempo para poder buscar soluciones lo más rápido posible”.

Jornada tras jornada Transporte Escolar mueve de 4 000 a 5 000 personas entre alumnos, profesores y trabajadores, aunque en estos primeros días del curso aún no es está determinada la cantidad pues todavía persisten fluctuaciones en las matrículas.

Resulta alentador que el combustible está asignado según el nivel de actividad que ejerce la UEB, hace tiempo que erradicaron las dificultades con ese recurso.

“Aquí todo está planificado, tenemos planes de viajes, de transportación de pasajeros, uso del combustible, y en dependencia de esa proyección se mueven todo los mecanismos que tenemos. “Hasta el momento todo se va cumpliendo, el consumo de combustible tiene correspondencia con el cumplimiento de lo pactado en viaje y trasportaciones”, apuntó.

La unidad continuará trabajando para mejorar sus servicios, en lo fundamental el traslado de alumnos y profesores en el actual curso, con la perspectiva de optimizar el parque con la entrada de ómnibus nuevos, pero sobre todo con el esfuerzo y la dedicación de su colectivo.

Educación Isla de la Juventud
Yuniesky La Rosa Pérez
Yuniesky La Rosa Pérez

Licenciado en Comunicación Social en la universidad Jesús Montané Oropesa, Isla de la Juventud

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *