Módulo alimentario a embarazadas

Foto: Tomada de facebook

Si algo no ha perdido vigencia, aun en medio de la tensa crisis económica y sanitaria que en el último año ha atravesado el país a consecuencia de la pandemia y el arrecio del bloqueo, es el interés gubernamental por proteger el Programa de Atención Materno Infantil (Pami).

De ello fue ejemplo la Isla durante esta semana, cuando los días 30 de junio y primero de julio cerca de 400 gestantes se vieron beneficiadas con la compra de un módulo alimentario bien surtido que tributa a embarazos saludables.

La iniciativa, aprobada por el Consejo de la Administración Municipal y llevada a cabo de conjunto con Salud Pública y dependencias de Comercio, tuvo un valor aproximado de 800 pesos y, de acuerdo con sus responsables, se pretende desarrollar con carácter mensual –siempre en la última semana–, en dependencia de la disponibilidad existente.

Carne de cerdo, huevos, yogur natural y de soya, galletas, mermelada de mango, filetes de claria y otros productos ricos en proteínas fueron parte de la oferta para el reforzamiento de la dieta de las grávidas, acción que respalda la estrategia nacional para el fomento de la natalidad y la calidad de vida de mamitas y neonatos.

El doctor Edilberto Morales, responsable del Pami en el territorio, aseguró que el principal objetivo de esta medida es garantizar la alimentación adecuada de las embarazadas y reducir los riesgos de complicaciones asociadas a una incorrecta nutrición –entre ellas la anemia–, además de disminuir los índices de bajo peso al nacer.

“En el último quinquenio la Isla no ha superado los 1 000 nacimientos anuales, lo cual indica que debemos seguir trabajando en mejorar las condiciones que sirvan de estímulo a la natalidad”, destacó.

Isla de la Juventud Salud
Yenisé Pérez Ramírez
Yenisé Pérez Ramírez

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *