Misión cumplida

Jorge Luis, administrador de El Abra recibe reconocimiento en nombre de su colectivo. Fotos: Yoandris Delgado Matos

“Más que la felicitación por una tarea cumplida, en nombre del pueblo pinero les damos las gracias por su aporte, su empeño y dedicación, porque ustedes fueron también guardianes de la vida y vencedores de la muerte”.

Con estas palabras la primera secretaria del Partido aquí, Zunilda García Garcés, homenajeó a un grupo de trabajadores del sector de la Salud y al personal del Restaurante El Abra tras superar una etapa donde su contribución fue clave en los buenos resultados que alcanzó la Isla en el enfrentamiento a la CoVid 19.

Aunque médicos y enfermeros constituyeron sin dudas los héroes de esta batalla, el ejército de las batas blancas contó con el apoyo constante de los diferentes departamentos de la Dirección Municipal de Salud, así como de la Filial de la Cruz Roja, el hospital Héroes del Baire, la CTC, el Inder y el SIUM, a quienes la máxima dirección del territorio reconoció en el encuentro.

José Antonio Lara Guerra, trabajador destacado del área de salud. Fotos: Yoandris Delgado Matos

Por el área de salud José Antonio Lara Guerra resultó uno de los más destacados y es que para muchos fue un hombre orquesta en el período. A su cargo tuvo la conducción de grupos de trabajo para la desinfección en los puntos de control y acceso a Nueva Gerona.

“Nos tocó esa tarea y había que cumplirla así que tuvimos, mis compañeros y yo, que aprender cómo hacerlo e incorporamos otros conocimientos porque fue necesario apoyar en la pesquisa o en la toma de temperatura y estábamos para dar el paso al frente.

“Fue complicado al inicio porque no toda la población entendía la necesidad de acatar las medidas, pero ya más adelante la disciplina del pueblo facilitó el trabajo y gracias a eso no se propagó la enfermedad a otras comunidades y poblados del Municipio, solo a la capital y la Fe y se logró controlar”.

Fotos: Yoandris Delgado Matos

Para los trabajadores del restaurante El Abra esta fue una experiencia única. En el hotelito de la CTC se encargaron de brindar el mejor servicio al personal de salud que laboró en la zona roja, bien cerca del coronavirus.

Su administrador, Jorge Luis Más Peña, aseguró sentirse orgulloso de su joven colectivo, así como de los dos trabajadores del Parque Ahao y uno de Cayo Largo del Sur -que también se integraron-porque dieron cátedra de entrega y responsabilidad.

“Cuando nos dieron la misión no dudamos en aceptar pese al temor inicial. Fue duro, entrábamos a las siete de la mañana y no regresábamos a nuestras casas hasta las diez de la noche y además de un buen servicio nos pusimos como meta hacerlos sentir como en casa, por eso todos los días hacíamos una actividad diferente, desde leer un poema hasta cantar canciones.

“Allí celebramos cumpleaños y sufrimos también momentos tristes, nos convertimos en una familia y cuando esos profesionales salían del hotel era con el agradecimiento genuino a nuestro equipo, eso significó mucho”.

Aunque hoy la Isla se acerca cada vez más a la normalidad mientras cumple los requisitos establecidos para la segunda fase de recuperación posCOVID, cuenta con el compromiso de estos hombres y mujeres para enfrentar cualquier situación pues para ellos el bienestar del pueblo pinero es prioridad.

COVID-19 Isla de la Juventud Isla de la Juventud
Yenisé Pérez Ramírez
Yenisé Pérez Ramírez

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *