Ministra de Educación: Estudiantes regresarán a las aulas en septiembre

La titular recalcó que en cada etapa será prioridad el cuidado de la salud de educandos y trabajadores, así como la no aplicación de evaluaciones sin antes haber trabajado de forma presencial
Las instituciones escolares son las principales responsables en generar un entorno seguro para los estudiantes a su retorno al salón de clases. Autor: Roberto Suárez Publicado: 24/05/2021 | 10:21 pm

En septiembre de 2021, a tono con la nueva normalidad, los estudiantes de la enseñanza general podrán volver a las aulas de forma presencial, atendiendo a las condiciones epidemiológicas que imperen en el país. Así lo confirmó en la Mesa Redonda, Ena Elsa Velázquez Cobiella, ministra de Educación, quien destacó el importante rol y la responsabilidad de la escuela en el escenario de la nueva normalidad.

«Cada Consejo de Dirección de las instituciones educacionales tiene que prepararse para lograr una organización escolar que se parezca a sus alumnos, a sus maestros y a la comunidad donde se encuentra enclavada», apuntó la titular del Ministerio de Educación (Mined).

Las etapas definidas comprenden un primer periodo (de abril a julio de 2021) en el que continuarán las actividades docentes televisivas y se ponderará, desde los Consejos Populares, la combinación de las diferentes modalidades de atención educativas y el trabajo comunitario.

Con relación a las teleclases, Velázquez Cobiella precisó que se mantendrán hasta el 2 de julio, pero podrán descargarse los materiales en los portales del Mined y Cubaeduca.

Septiembre de 2021 marcará el inicio de la segunda etapa, coincidiendo con el retorno progresivo a la presencialidad en los territorios, y se extenderá hasta enero del año siguiente. Esta etapa se dedicará a la conclusión del curso escolar 2020-2021 y a la preparación e inicio del 2021-2022.

Para cada caso se han diseñado acciones en los órdenes organizativo, preventivo y metodológico en aras de garantizar que todo transcurra de forma satisfactoria y que ningún estudiante o familia se quede sin información o con dudas, insistió Velázquez Cobiella.

Tres escenarios se prevén para la reincorporación gradual a los salones de clases. Uno es para aquellos territorios, municipios, comunidades o escuelas con las situaciones sanitarias más favorables, donde no se han detenido actividades lectivas y en los que se podrá finalizar el curso 2020-2021 en el mes de julio, iniciar el próximo en el mes de septiembre y cumplir el calendario en la forma que se ha planificado.

La ministra ejemplificó que en este caso se ubican Las Tunas, algunos municipios de Cienfuegos y Holguín, y cerca de 300 escuelas primarias en Santiago de Cuba.

Las provincias con una situación menos favorable, entre las que se encuentra Ciego de Ávila, Guantánamo, Villa Clara, Holguín, Camagüey y el municipio especial Isla de la Juventud, pudieran reanudar el curso entre junio y julio, culminando el 22 de enero de 2022, con 19 semanas para desarrollar sus actividades lectivas. El curso siguiente se prevé lo comiencen el 31 de enero.

En tanto, las demarcaciones con una situación crítica frente al SarsCov-2 (aquí se incluyen Pinar del Río, Santiago de Cuba, La Habana, Mayabeque, Artemisa, Sancti Spíritus, Granma, Matanzas y algunos municipios de Cienfuegos y Camagüey) reanudarán el curso escolar actual en septiembre de 2021 y finalizándolo el 22 de enero de 2022, disponiendo de 19 semanas para ello. El 31 de enero de 2022 iniciarían el curso 2021-2022.

Refiriéndose a los estudiantes de grado doce, Velázquez Cobiella informó que concluirán sus actividades docentes de septiembre a diciembre de 2021; a partir de enero lo destinarán a la preparación intensiva con vistas a las pruebas de ingreso.

El curso escolar 2021-2022 iniciaría el 31 de enero de 2022 y finalizaría el 29 de octubre del propio año. Mientras que el 22 de enero los educandos deberán haber vencido los contenidos vinculados al curso escolar 20-21.

El rigor y la calidad en el proceso docente se mantiene

En otro momento de la Mesa Redonda, Ena Elsa Velázquez Cobiella, al frente del Mined, recalcó que el ministerio ha mantenido una comunicación constante con los padres, la familia y la población en general, informando sobre la continuidad del curso y diversas preocupaciones que se han suscitado.

Recordó que desde que el 24 de marzo se detuvo el curso escolar 2019-2020 —ya se habían impartido más del 70 por ciento de los contenidos escolares—, se concibieron las actividades docentes televisivas y los contactos con los estudiantes, garantizando la salud y el distanciamiento físico, para complementar su formación y la adquisición de las habilidades necesarias en cada año educativo.

Todo ello fue posible, subrayó, porque contamos con la voluntad política del país, con entidades como Cinesoft, el apoyo del Instituto Cubano de Radio y Televisión, el Canal Educativo, la integración con las universidades y los organismos formadores, así como con una fortaleza en las estructuras institucionales de nuestro ministerio.

Durante estos meses se ha aprovechado para intervenir constructivamente más de 2000 instituciones escolares y 52 casas de niños sin amparo filial en el país. Los maestros —a los que Ena Elsa Velázquez felicitó por su posición incondicional ante las tareas emanadas de los Consejos de Defensa— han aprovechado el trabajo a distancia y se han mantenido activos en el cuidado de los centros y la interrelación con sus estudiantes.

Foto: David Gómez Ávila

Sobre los detalles de los resultados académicos obtenidos en el curso anterior, la ministra ofreció dos consideraciones: el 99,96 por ciento de los estudiantes en Secundaria Básica continuaron estudios; solo 45 de los egresados de noveno grado no aceptaron la opción ofertada, siendo esta la cifra más baja y positiva en los últimos diez años; y se obtuvieron mejores resultados en los exámenes de ingreso a la Educación Superior que el año precedente, sobre todo en Español e Historia.

Velázquez Cobiella adelantó que, al igual que el proceso seguido el año anterior, el ingreso a los Institutos Preuniversitarios Vocacionales de Ciencias Exactas se realizarán en base al escalafón.

Con coherencia en la implementación de cada diseño, los cuales deberán atenerse a la situación epidemiológica de cada territorio, se prevé no perder el rigor en cada fase del proceso docente educativo y garantizar que los estudiantes adquieran las habilidades imprescindibles en su aprendizaje.

Principios Insoslayables

En la modelación de los posibles escenarios para la culminación del curso 20-21 y el inicio del 21-22, la ministra detalló que se han definido como principios:

. El cuidado de la salud de educandos y trabajadores y el cumplimiento de las tareas asignadas por los consejos de Defensa provinciales y municipales.

. La calidad del proceso educativo, aún en los escenarios más complejos.

. El trabajo integrado entre los organismos formadores y el resto de los Organismos de la Administración Central del Estado.

. Las acciones que complementen el desarrollo de las actividades docentes televisivas, mediante el uso de correos electrónicos, redes sociales, la radio, los telecentros y las páginas web de las instituciones educativas.

. La no aplicación de evaluaciones sin antes haber trabajado de forma presencial los contenidos que constituyen elementos esenciales de cada grado y asignatura.

. El respeto a las vacaciones de los estudiantes y trabajadores, a partir del 23 de julio de 2021.

. El vínculo con las organizaciones políticas, de masas y estudiantiles, para la atención individualizada a los educandos, con la utilización de las potencialidades de los consejos populares.

COVID-19 Cuba Cuba Educación
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *