Mi pan con lechón y el cerco irracional

Los pineros, acostumbrados a tener los precios más bajos del país en la carne de cerdo por los incrementos en la producción en los últimos años, hoy lamentamos no tener esos niveles en que mucho tuvieron que ver la venta liberada y sin subsidio de insumos, servicios especializadosy equipamientos agrícolas, y la eficiencia de productores, principalmente del sector cooperativo campesino.

Añoramos los tiempos en que abundaban en mercados los variados surtidos de ese demandado alimento, pero pocos reparan en las causas que inciden en los descensos.

El más reciente informe de Cuba en virtud de la resolución 72/4 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, acerca de la necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos, denuncia que si “el Grupo Empresarial Ganadero de Cuba pudiera acceder a las tecnologías estadounidenses para la crianza porcina, la producción de carne en el país se incrementaría en 2050 toneladas”.

Pero eso no es todo, los ingresos dejados de percibir habrían facilitado la reinversión y la creación de una infraestructura sólida en la rama de la alimentación, teniendo en cuenta las dificultades para acceder a financiamientos externos por esa criminal política.

Este es apenas uno de los tantos ejemplos de los daños ocasionados en todos los ámbitos de la vida de los cubanos por ese cerco que es una violación masiva y sistemática de los derechos humanos y califica como flagrante acto de genocidio.

Las afectaciones registradas en la Industria Alimentaria y de la Agricultura durante el período que analiza ese informe ascienden a más de 413 millones de dólares, lo cual significó un aumento de 66 millones 195 mil 100 dólares con respecto al período anterior por el recrudecimiento de una guerra económica que entre abril de 2017 y marzo del actual año ha costado al país más de 4 321 millones de dólares, que en casi seis décadas de bloqueo ascienden a 933 678 millones, de acuerdo con estimaciones oficiales.

A pesar del daño, agencias especializadas de las Naciones Unidas reconocen los resultados de Cuba en materia de seguridad alimentaria, logrados por los grandes esfuerzos y alternativas del gobierno y los trabajadores, a tal punto que la UNICEFconsideró en reciente informe a este país como el único libre de desnutrición infantil severa en América Latina y el Caribe.

El bloqueo, cuyo carácter extraterritorial acrecienta las limitaciones y la violación del Derecho Internacional, constituye el principal obstáculo para el desarrollo de los cubanos y frena la implementación no solo del Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible, sino también del Plan de Desarrollo Integral que tanto hace desde el 2012 por elevar y diversificar la producción de alimentospara los pineros.

En todo esto meditaba cuando esta misma semana, mientras disfrutaba un pan con lechón comprado a un cuentapropista, leía que el próximo 31 de octubre la Asamblea General de ONU votará nuevamente el proyecto de resolución propuesto por Cuba contra el bloqueoy que desde 1992 ha ganado anualmente el respaldo mayoritario de la comunidad internacional contra la agresiva e irracional política imperial.

Bloqueo contra Cuba Isla de la Juventud
Diego Rodríguez Molina
Diego Rodríguez Molina

Licenciado en Periodismo en la Universidad de La Habana. Tiene más de 40 años en la profesión

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *