Mejor fruta bomba, la maradol cubana

Foto: Wiltse Javier Peña Hijuelos

La fruta bomba o papaya es de los frutos más importantes y de mayor consumo. Una variedad creada en Cuba alrededor de 1960, la maradol, es considerada como la mejor a escala mundial y tiene gran difusión en México y otros países tropicales. La distinguen su gran precocidad, excelente aroma, color y sabor, así como condiciones excepcionales en el manejo poscosecha.

Se fijaron dos líneas genéticas que difieren por el color de la masa: la maradol roja, más difundida, y la amarilla. Ambas con gran consistencia, lo cual facilita su transporte y comercialización. El peso promedio del fruto oscila entre 1,6 y tres kilogramos, con un diámetro medio de 13,6 centímetros.

Foto: Wiltse Javier Peña Hijuelos

La variedad roja es la más temprana en Cuba, con inicio de cosecha entre los seis o siete meses después del trasplante. Se destaca, además, por su gran productividad, con más de 150 toneladas por hectárea en 18 meses. En ese tiempo una sola planta bien atendida aporta más de 150 libras de fruta, razón para privilegiar su cultivo en patios o parcelas.

Es muy apreciada por sus propiedades nutritivas y delicado sabor, contiene vitaminas A, C, B1, B2 y Niacina o B3, todas del complejo B, que regulan el sistema nervioso y el aparato digestivo; fortifican el músculo cardíaco, protegen la piel, el cabello y son esenciales para el crecimiento; es rica en minerales como calcio, fósforo, magnesio, hierro, azufre, silicio, sodio y potasio. Tiene bajo valor calórico, cerca de 53 calorías por cada 100 gramos de fruta y su alto contenido de fibra mejora la digestión.

Se desarrolla en cualquier suelo siempre que sea ligero, fértil, blando, profundo y permeable. La semilla debe ser fresca, y es conveniente desarrollar en canteros la primera etapa. La distancia debe ajustarse entre 1 800 y 2 500 plantas por hectárea, según condiciones de cultivo. Resulta importante hacer varias aplicaciones de materia orgánica, unos diez kilogramos por planta, escalonadas.

Otros cuidados son: evitar la vecindad de plantaciones adultas con las jóvenes, eliminar malezas, mantener el control sobre vectores de enfermedades, garantizar drenaje adecuado y el suelo con humedad.

Al terminar la cosecha debe demolerse el campo y remplazarlo por otro a no menos de un kilómetro de distancia. Un detalle: las semillas tienen un sabor fuerte, pero son comestibles, molidas son buen sustituto de la pimienta negra.

Cultiva tu pedacito Isla de la Juventud

2 Replies to “Mejor fruta bomba, la maradol cubana

    1. Juan Campos en estos momentos no sé decirle si es el mejor momento para el cultivo, pero en la Isla se siembra, no solo en el sector estatal sino también el privado y las he visto muy buenas. Le recomiendo estar al tanto, y no usted solo, yo y quienes la prefieren también para cuando salgan a la venta poder adquirirlas. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *