Medicamentos con noble envoltura

Foto: Tomada de Internet

Acabo de leer en la red social de Facebook un post de una colega matancera: “Gracias, gracias, gracias, ya tengo amitriptilina para tirar más de un mes, gracias a quienes me las hicieron llegar”.

Semana atrás ella había hecho pública la necesidad de adquirir ese medicamento en falta para completar un tratamiento y la respuesta solidaria no se hizo esperar, unas pastillitas por acá y otras por allá, se juntaron en aras de colaborar con el pariente enfermo.

No pocos comentaron su publicación: “Eso pasa en #Cuba, somos solidarios a todas”. Y no deja de tener razón. Gestos como estos también florecen a lo largo de todo el país y, por supuesto, en la Isla de la Juventud, territorio que tampoco escapa del desabastecimiento de los medicamentos.

Quizás exista quienes minimicen el hecho y hasta se burlen por considerarnos “horrendos conformistas”. Lacera e irrita que uno no encuentre en ocasiones ni para aliviar el dolor, pero los cubanos somos conscientes de cuánto se prioriza y vale la vida en este pequeño país.

Tal situación si bien figura entre las tantas ocupaciones del Estado constituye una de las principales preocupaciones y agobios del personal de Salud Pública sobre todo cuando de recetar y curar dolencias se trata, y de los pineros, muchos de los cuales aseguran no haber enfrentado antes “un panorama tan adverso, incluso, ni en los años más cruentos del período especial”.

Puede que así sea; sin embargo, antes de adentrarnos en el tema vale decir que el cuadro básico de medicamentos en el país está compuesto por alrededor de 600 renglones, de ellos el 42 por ciento son importados por el Ministerio de Salud Pública y el 58 por ciento lo produce la industria nacional, fundamentalmente por BioCubaFrama.

Píldora Mujer corriente del personaje de dibujos animados de la cápsula Foto de archivo - 51576012

Los destinos de estos, por supuesto, son los centros hospitalarios y la red de farmacias; a ello se suma la producción de medicina natural tradicional que está llamada a incrementar sus volúmenes productivos.

En la actualidad se encuentran en falta cerca de 116 medicamentos, 87 de producción nacional y 29 importados, y existen unos 196 del cuadro básico con baja cobertura, lo cual impide una distribución adecuada y afecta la estabilidad que se venía alcanzando desde años anteriores.

¿A qué se debe el actual déficit? En el mundo hay en estos momentos un gran dilema, entre la economía y la salud, debido a esa pandemia de la covid-19 que hace más de un año tiene al orbe casi paralizado y ha llevado a no pocas estados a limitar las exportaciones de varias medicinas.

Y por si fuera poco –no es matraca mía– tal escasez es además consecuencia de los efectos del bloqueo económico y financiero estadounidense, del asedio a las principales actividades económicas, la persecución financiera y las campañas de descréditos que sufren de manera constante los servicios de salud cubano en el exterior, tan solo basta husmear en las plataformas digitales.

Existen condiciones objetivas en el país que impiden dar respuesta a la totalidad del cuadro básico de medicamentos, dados los escollos por los que pasa la industria para la importación de materias primas y productos terminados; al propio tiempo proveedores habituales han dejado de suministrar por las acciones de ese cruel cerco que algunos todavía catalogan como un cuento de camino.

Ante el complejo panorama mundial Cuba no se queda cruzada de brazos, produce, organiza y controla la distribución; así como trabaja para solucionar esta sensible problemática, la cual causa no pocos dolores de cabeza entre los pobladores, pero desata, a su vez, solidaridad y fraternidad, esa noble envoltura que cubre hoy los medicamentos.

Foto: La industria nacional asume el 58 por ciento de la producción de los medicamentos: Tomada de Internet

 

 

 

 

 

#NoMásBloqueo Isla de la Juventud Salud
Karelia Álvarez Rosell
Karelia Álvarez Rosell

Licenciada en Defectología en la Universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomada en Periodismo con más de 30 años en la profesión.

Colaboradores:

2 Replies to “Medicamentos con noble envoltura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *