Mayo convoca

primero_2011_08Amanece en la Isla, en esta isla rebelde, de Martí, Fidel, Moncadistas… que se viste de proletaria y donde el andar de los pineros rompe el ritmo habitual porque mayo convoca.

 

En apenas unos minutos Isla de la Juventud será un mar de pueblo; los trabajadores desfilarán por Cuba, la Revolución y el Socialismo en este Primero de Mayo

primero_2011_07

Amanece en la Isla, en esta isla rebelde, de Martí, Fidel, Moncadistas… que se viste de proletaria y donde el andar de los pineros rompe el ritmo habitual porque mayo convoca.

Allá van los obreros en busca del punto de concentración de los afiliados a sus sindicatos. Veo hasta impedidos físicos en sus sillas de ruedas, al médico, al maestro, al barrendero, al cuentapropista y   niños que llevan a sus padres del brazo porque no quieren faltar al desfile, devenido fiesta porque en Cuba cada Primero de Mayo es toda una festividad.

En apenas unas horas la calle 41 será un mar de pueblo; mi gente sigue llegando con banderas, carteles y cuantas iniciativas los identifique hasta nutrir los 17 bloques que conformarán el desfile en el territorio, el cual estará encabezado por una representación de los combatientes y otro de las mujeres debido a su marcada presencia en la vida económica y social.

Todavía hay quienes preguntan por qué marchamos; es un derecho conquistado desde que se hizo esta Revolución para el bien de todos, tener un trabajo, seguridad, salud, educación, cultura, esperanza, una vida digna y plena.

Inundamos calles y plazas porque Cuba nos dio su alma sin poder y ahora tenemos el deber sagrado de, entre todos y con mucho trabajo e inteligencia, enrumbarla y fortalecer su economía con eficiencia y ahorro en aras de agilizar y perfeccionar el proyecto socialista que construimos.

Ya casi comienza la fiesta; allá, entre la multitud, escucho el contagioso ritmo de la conga, gente que baila, ríe, grita: ¡Viva Cuba!, ¡Vivan Fidel y Raúl!, ¡Viva la clase obrera!, ¡Vivan todos los trabajadores del mundo!

De nuevo mayo convoca, la Isla responde, multiplica, y se torna solidaria y comprometida.

 

Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

{loadposition tabfinal}