Más contenedores vs menos espacio disponible

La carretera marítima Batabanó-Nueva Gerona, que dispone hasta ahora de cuatro patanas para el abastecimiento al territorio pinero, quedará en breve reducida a la mitad ya que una sale de servicio dentro de una semana y otra asumirá la transportación de los áridos y medios necesarios para la reparación del aeropuerto en Cayo Largo del Sur.

El de los marítimos, “…un trabajo duro que demanda gran esfuerzo” asevera el director de Transcargo. Foto: Wiltse Javier Peña Hijuelos

Asdrúbal Martínez García, director de la UEB Transcargo en la Isla de la Juventud, explicó que, en consecuencia, se toman las medidas en coordinación con la dirección del país para minimizar las afectaciones y lograr una cobertura aceptable teniendo en cuenta las condiciones meteorológicas propias de la temporada ciclónica.

“Intensificamos el traslado de las cargas que sostienen la economía interna y los contenedores de importación -indicó- destinados a las cadenas de tiendas Trd y Cimex. Su acarreo implica quitar la cubierta a las patanas para estibar mayor cantidad, esto nos obliga a protegerlos con lonas para evitar que los productos se mojen y lleguen dañados a los consumidores. Un trabajo duro que demanda gran esfuerzo de los trabajadores marítimos, quienes, para mantener la calidad y prestigio de nuestro servicio, deben estar muy atentos durante la travesía y accionar con eficacia, muchas veces bajo la lluvia, vientos intensos o fuertes marejadas”

“Hoy nuestra reserva más baja está en las pastas largas -concluyó el director de Transcargo-, pero estamos aproximadamente en 38 días de cobertura con la harina de trigo, producto de gran demanda que se va estabilizando en todo el país a partir de nuevas entradas, sostenidas y en aumento”

Entrevistas Isla de la Juventud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *