Martí y Celia, juntos en enero

Pioneros, también con libreta en mano, toman notas y fotos para el posterior trabajo investigativo. Foto: Gerardo Mayet Cruz

Cuando falta poco más de un año para celebrar el siglo y medio de la llegada de José Martí a la Isla, un grupo de pioneros de la Escuela Elemental de Arte Leonardo Luberta Noy, visitó la otrora casa que lo acogió como parte de su familia y con singular sentido martiano rindió tributo a Celia Sánchez, a 39 años de su deceso.

Y es que la flor autóctona de la Revolución fue también una martiana y no podía haber un sitio mejor en este terruño para rendirle homenaje que el mismo donde reposó y sanó sus heridas el Apóstol en tránsito hacia su destierro a España.

Como al gran pueblo de Cuba el de la Edad de Oro guió también el pensamiento y los ideales de quien en realidad se llamara Celia Esther de los Desamparados Sánchez Manduley (1920–1980), la misma que en una escalada a lo más alto de Cuba –el Pico Turquino– colocó el busto de bronce de José Martí, para luego convertirse en punto de peregrinación de disímiles cubanos.

Pero más allá de la más recurrente evocación a estos dos grandes los une la sencillez y el hecho de querer pasar inadvertidos ante la historia mientras más méritos sumaban a la injusta vida que terminó por jugarles una mala pasada.

No podríamos hablar de nuestra Revolución si no se tienen en cuenta, uno cuyo pensamiento está ligado al más profundo sentimiento independentista y la otra, símbolo del compromiso de la mujer cubana con la justicia social.

Una vez más revivir la historia de la estadía de Martí en la antigua finca de los Sardá–Valdés y traer de vuelta en el recuerdo a la primera guerrillera de la Sierra Maestra ha sido para Heyli, Marcos y sus compañeros “una experiencia maravillosa y llena de historia” que, a pesar de la elegía del 11 de enero, el día en que dijo adiós, les inculca valores y aviva el sentido de pertenencia.

Este enero de 60 victorias invita a eso, a recordarlos, porque el lugar que ocupan en la historia de la nación cubana fue conquistado a golpe de entrega y sacrificios, y a no dejarlos morir a pesar de la eternidad que los abraza, pues su ejemplo allanó el camino por el que ahora andamos con pasos firmes.

SIN CANSARSE DE VOLVER

Marcos. Foto: Gerardo Mayet Cruz

“Con mi familia he venido en varias ocasiones y no me canso de volver, sobre todo por la gran importancia de un lugar que guarda una historia tan hermosa como este. A José Martí lo admiro porque ha sido de los más grandes y su pensamiento e ideales deben ser ejemplo hoy y siempre para todos los niños de Cuba y América.

“También Celia Sánchez nos enseñó la sencillez, la humildad y el sentimiento independentista y ahora que en enero se celebraron los 60 años del Triunfo de la Revolución, no podía haber mejor momento para traerlos al recuerdo de aquellos que hicieron de nuestro país un lugar mejor y de esperanzas.”

(Marcos Escalona Fonte, Escuela Elemental de Arte Leonardo Luberta Noy, Primer año de música)

ENGRANDECER LA CULTURA CON LA HISTORIA

Heyli María. Foto: Gerardo Mayet Cruz

“Nosotros somos estudiantes de la escuela de arte y además de aprender sobre la cultura también es importante conocer la Historia, por eso venimos en este día a visitar la casa museo El Abra, Monumento Nacional, no solo para recordar a José Martí, sino también a Celia, la flor autóctona de la Revolución, quien falleció hace ya 39 años, pero que sus pensamientos, al igual que los del Apóstol son guía para nosotros, los niños cubanos. Pero esto no es solo para el recuerdo, al terminar la visita realizaremos un trabajo investigativo con todas las cosas que aprendimos con la museóloga Gloria y las demás compañeras.”

(Heyli María Clemente Márquez, Escuela Elemental de Arte Leonardo Luberta Noy, Primer año de danza)

Especial atención prestan los visitantes a la explicación de la especialista. Foto: Gerardo Mayet Cruz
Cultura Isla de la Juventud
Casandra Almira Maqueira
Casandra Almira Maqueira

Licenciada en Estudios Sociocultural en la universidad Jesús Montané Oropesa, Isla de la Juventud

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *