Martí, fuente esencial junto a Fidel

MJM Opción futuro. Movimiento Juvenil Martiano.

Estilo propio, constantes iniciativas, pura energía, espíritu de sacrificio, sentido de responsabilidad, aliento de esperanza y la misma intensidad del pensamiento de José Martí que los guía, distinguen el quehacer del Movimiento Juvenil Martiano (MJM) en el territorio.

Como arma ideológica de la Unión de Jóvenes Comunistas, y con 28 años de existencia, promueve entre las nuevas generaciones la formación de sentimientos humanistas y patrióticos, además de las enseñanzas del Comandante en Jefe, Fidel, el mejor discípulo de Martí, que darán continuidad al camino trazado de una sociedad, con todos y para el bien de todos, al decir del Héroe Nacional.

El tiempo transcurrido lo distingue hoy como el más antiguo proyecto político, ideológico y cultural auspiciado por la UJC, organizado en clubes y con infinitas potencialidades.

El acercamiento de esos muchachos a Martí se convierte en el primer paso para integrarse al trabajo, pues no se concibe ser martiano y estar ajeno a la obra social de nuestro pueblo, por lo que la vida cambia para ellos al encontrarle un sentido útil.

Sobresale así el propósito del Movimiento de contribuir a la formación de una cultura general integral a partir del estudio y la reflexión del ideario de nuestro Apóstol, siempre conectados con cuestiones fundamentales de la vida cotidiana mediante los Seminarios Juveniles de Estudios Martianos, como sucedió en su edición 42 al obtener a nivel nacional una mención, entre otros exponentes de la profundización en su pensamiento cada vez más actual.

La labor continúa desde los centros docentes y de trabajo, intentando convertir a Martí en esa presencia permanente en niños, adolescentes y jóvenes. “Debemos lograr esa empatía de lo tradicional y del conocimiento de nuestras raíces con las nuevas tecnologías, solo así nos acercaremos al más universal de los cubanos en su condición de revolucionario íntegro, visionario antimperialista y ser humano para todos los tiempos”, expresó Hendy Pérez Ponce, presidente del MJM.

Ellos no se limitan a estas acciones, sino que amplían su escenario de influencia con actividades bien pensadas, entre ellas los Diálogos entre Generaciones, la organización de cursos de verano, los ascensos a las elevaciones en la geografía cubana y la preparación de proyectos y concursos como Cuba en mi Mochila y Un martiano desde niño.

El Movimiento se plantea también favorecer la protección y embellecimiento de tarjas y monumentos históricos, además de continuar promoviendo las visitas a museos en aras de apropiarse de la memoria histórica y cultural de la nación y afianzarla en cada patriota.

Por esa senda avanzan en la misma media en que logren su empeño de fortalecerse más hacia dentro, sumando al “batallón” a obreros, combatientes e incorporados a las nuevas formas de gestión no estatal e irradiar en correspondencia con las transformaciones según los nuevos contextos político, económico y social.

Tan diverso como la juventud misma, el MJM tiene el reto de encontrarse a sí mismo todos los días para desde la creatividad descubrir la vía más atractiva de traer al presente las doctrinas del Maestro y convertirlas en referente en terrenos tan diversos como el cuidado de la naturaleza, su concepción de Partido único para hacer la Revolución, aprovechar las lecciones de la Historia, la unidad de generaciones, el mejoramiento humano, la profundidad de la ética martiana, las avanzadas ideas pedagógicas del Maestro, su visión de la unidad e integración latinoamericana frente a los peligros imperiales por él advertidos tempranamente, amplio sentido de Patria como Humanidad, la vocación de poner al servicio de toda la sociedad los adelantos de la ciencia y la técnica, así como su consagración a la lucha por conquistar toda la justicia.

Son tiempos de sembrar y lograr en el corazón de cada cubano cómo y cuándo defender a la Patria, desde tempranas edades.

Ya lo afirmó Martí: “La juventud ha de ir a lo que nace, a crear, a levantar…”.

Isla de la Juventud
Yaimara Quijano Cabot
Yaimara Quijano Cabot

Licenciada enEstudios Sociales en la universidad Jesús Montané Oropesa, Isla de la Juventud

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *