Mariana, raíz del alma

Foto: Internet

José Martí en el periódico Patria escribe de la madre de los Maceo: “¿…Qué epopeyay misterio había en esa humilde mujer, qué santidad y unción hubo en su seno de madre, qué decoro y grandeza hubo en su sencilla vida, que cuando se escribe de ella es como de la raíz del alma, con suavidad de hijo, y como de entrañable afecto?”.

Y es que forja una familia intachable Mariana Grajales Coello, nacida en Santiago de Cuba el 12 de julio de 1815,aunque algunas fuentes citan la fecha del 26 de junio de 1808.

La patriota –hija de dominicanos–con cuatro niños pequeños une su destino a Marcos Maceo para sumar una prole de tres hembras y 11 varones criados con altos valores éticos y revolucionarios, entrenados en el uso del machete como arma de guerra y devenidos intrépidos guerreros de la causa redentora.

Iniciada la Guerra de 1868 parte hacia la manigua con los hijos más pequeños y las mujeres; afronta el peligro en los campos insurrectos, donde cura enfermos y heridos.Conocida es la anécdota que revelasu templecuando le llevan a Antonio Maceo muy grave y ella al escuchar el llanto de las mujeres exclama: “¡Fuera, fuera faldas de aquí. No aguanto lágrimas!”.

El pueblo cubano, en especial sus mujeres, siguen el ejemplo de quien gana el apelativo de Madre de la Patria por mantener una actitud firme, a pesar de los rigores de la vida en campaña y el sufrimiento por la muerte de varios hijos y el esposo.

En el cementerio de Santa Ifigenia, en Santiago de Cuba, hay emplazada una escultura de la heroína, en bronce de 4,60 metros, obra del reconocido escultor santiaguero Alberto Lescay Merencio.

Historia Isla de la Juventud
Mayra Lamotte Castillo
Mayra Lamotte Castillo

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana; tiene más de 40 años en la profesión.

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *