Manos jóvenes detrás de la migración digital

1. Desde el centro trasmisor de TV ubicado en Sierra Caballos llega la señal digital a los pobladores de la Isla de la Juventud. Foto: Cortesía RadioCuba

Por sus múltiples ventajas, el salto a la televisión digital (TVD) en Cuba, constituye uno de los acápites de mayor impacto dentro de la política de Informatización de la sociedad, pues la calidad de la señal, el incremento de la cantidad de canales de programación, el acceso a nuevos y útiles servicios a través del televisor, entre otras son, sin dudas, mejoras bienvenidas.

La Isla de la Juventud está comprendida entre los municipios del país que próximamente “apagarán” trasmisión analógica del canal Educativo, para así implementar la difusión digital del Canal Caribe y Cubavisión +.

Para arribar a este suceso, “el territorio se ha preparado con equipamientos y acciones de superación al personal involucrado en la transición hacia la televisión digital”, afirmó al periódico el ingeniero Fulvio Taquechel Quevedo, director de la división de RadioCuba, empresa del Grupo Empresarial de la Informática y las Comunicaciones encargada del proceso.

LISTOS PARA LA TVD

En el 2013 se realizó en el Municipio la prueba técnica con vistas a la transición, en la cual se ubicaron 500 cajas decodificadoras en puntos de la geografía para validar el patrón de cobertura y radiación del nuevo trasmisor digital previamente instalado. La prueba resultó exitosa y en la actualidad el territorio trasmitiendo con la nueva tecnología.

Durante estos años no solo se garantizó la técnica correspondiente a RadioCuba, asimismo el Grupo Municipal de Implementación de la TVD insiste en la presencia del equipamiento de recepción de la señal en la red de tiendas. Según datos recientes, una elevada tasa de pobladores cuenta con cajas decodificadoras o televisores híbridos.

También como parte de la preparación previa, se completaron los equipos necesarios en los centros de la educación, incluidos los de cultura y deporte, para la visualización de las teleclases garantizando así la continuidad del proceso docente por esa vía.

Un rol fundamental desempeñan los más jóvenes de esta división, pues “participan activamente, se han preparado para dominar la norma, los requerimientos de los trasmisores, la confección de las tareas técnicas, han participado en la toma de decisiones con respecto a la migración hacia la TV digital”, aseguró Fulvio.

No podría esperarse menos en un colectivo de trabajadores que cuenta con varios de ellos, distribuidos en sectores claves como el mantenimiento, el centro trasmisor de televisión, las salas de regulación y control, la brigada de torreros, en el área informática y la comercial. Impulsan, además, el cumplimiento de los objetivos de trabajo y están consagrados a la superación en sus especialidades y otras afines o necesarias.

SUPERACIÓN Y RETOS CONSTANTES

En Sierra Caballos se ubica el centro trasmisor de televisión (CCTV), del cual desde el año 2017 es jefe el ingeniero en telecomunicaciones Reinier Ramírez Castillo.

Para el egresado del Instituto Técnico Militar José Martí de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, fue una tarea difícil de afrontar. Tuvo entonces que capacitarse en cuanto a los equipos, la dirección, el mantenimiento, economía y seguridad y protección para estar a la medida.

Sobre esta estación recae la trasmisión de radio y televisión. Los turnos de guardia son de 24 horas. Se comprueban desde allí el estado de los trasmisores y el transporte de señal.

Reinier Ramírez Castillo. Foto: Osvaldo Pupo

Sin embargo, el desvelo se recompensa por la satisfacción de los pineros al percibir el servicio. “Para mí no es una carga. Veo el fruto de mi trabajo cuando converso con mis allegados y ellos reconocen su importancia y la calidad de la señal”, admite Reinier, y comenta el buen estado técnico de los equipos que brindan también cobertura a terceros como Salud Pública, la Empresa Eléctrica, la Empresa Hidroisla y la Naviera Viamar.

Un colectivo joven acompaña en el centro a Ramírez Castillo, un profesional que no descuida su preparación, pues conoce que en ella va la recepción de la parrilla televisiva y radiofónica de sus convecinos.

Yanisleidis Ferrer Carrillo. Foto: Osvaldo Pupo

La también ingeniera en telecomunicaciones Yanisleidis Ferrer Carrillo es un ejemplo de autosuperación para sus compañeros. Actualmente al frente del mantenimiento, ha transitado por varias responsabilidades y recibido cursos de especialidades técnicas y de dirección.

Yanisleidis tiene a su cargo la organización integral de los procesos para garantizar el buen estado de la red y la revisión de los equipos vinculados al CTTV con vistas a la transición. El quehacer de su departamento fue vital para declarar listo al Municipio.

“Es un gran reto dirigir siendo tan joven –29 años– y específicamente en esta área donde soy la única mujer, por tanto me exijo más y fortalezco mis habilidades”, nos confiesa.

Luis Ángel Anaya Rodríguez. Foto: Osvaldo Pupo

Otro de los especialistas principales es Luis Ángel Anaya Rodríguez, quien se desempeña como informático. El ingeniero administra la red de la división, controlando así el flujo de información y los sistemas instalados, los cuales repercuten en la trasmisión de la TVD.

“Asumo, además, el área de Automática al no contar con un especialista. Mi trabajo allí se concentra en la gestión de trasmisores y equipos de transporte de señal”, dijo Luis. Esto le permite acceder a los centros y una mejor toma de decisiones al conocer el estado de los equipos y disponer de su encendido o apagado.

Para él constituye esta labor una superación profesional, pues durante su estancia en la empresa se ha adentrado en temas novedosos y ha participado en otras tareas, como su inserción en el grupo de cómputo de la Comisión Electoral Municipal.

Rachel López Torres. Foto: Osvaldo Pupo

Aunque no directamente vinculada a la transición hacia la TVD la joven licenciada en Contabilidad y Finanzas Rachel López Torres conoce que su labor repercute en el de sus compañeros.

“Siento mucha responsabilidad, si al final del mes no se factura en tiempo afecta el cierre contable y el salario de los trabajadores de la división, por tanto requiere de mí bastante seriedad”, argumenta Rachel, quien en este departamento también se dedica a la facturación, los contratos, las cuentas por cobrar a los clientes –el Instituto Cubano de Radio y Televisión es el principal– y la comunicación institucional.

Son sin dudas los jóvenes quienes conducen hoy ese tránsito hacia la digitalización de la señal de radio y televisión, con ese entusiasmo y desenfado característicos.

Es esta una generación formada por la Revolución y que se ha convertido en su brazo fuerte para el desarrollo. Responde así al reconocimiento del Estado a las nuevas generaciones promulgado en el artículo 87 de la nueva Carta Magna y al llamado de la Unión de Jóvenes Comunistas en su XI Congreso, garantizar desde hoy el futuro del país.

Isla de la Juventud
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *