Mala comunicación con el público

 

“(…) Conversar con la gente, pero de verdad, para saber qué piensa. No contentarse con hablar, sino también oír, aunque no agrade lo que nos digan; reconocer cuando nos equivocamos y si es el caso, decirle al otro que no tiene la razón (…)”

Raúl Castro Ruz, en la clausura del XIX Congreso de la CTC 


Juana Isabel González Trutié es una mujer humilde, revolucionaria, que comprende la necesidad de enfrentar a coleros, acaparadores y revendedores, pero considera que los encargados de organizar las colas y mantener la disciplina deben tener tacto al tratar con el público porque de lo contrario pueden incurrir en maltratos y herir sensibilidades, así sucedió con ella.

Soy miembro de la Asociación Nacional del Ciego de Cuba (Anci) y tengo mi casa en calle Segunda-B, número 504, entre 15 y Los Mangos, en el reparto Juan Delio Chacón.

El jueves 14 de enero cuando fui a la tienda Panamericana de la Corporación Cimex radicada allí, me maltrató de palabras Jorge A. Linares y todavía espero se disculpe. Papaíto, como también lo llaman, no permitió que comprara a pesar de que le mostré mi carné de la Anci y que estaba dentro del rango de venta de ese día, el cual era para las libretas del uno al 300 y el número de la mía es 240.

La cola iba por el 90, pregunté por el último de las asociaciones de personas con discapacidad y no había nadie.

Le expliqué al compañero que iba a comprar cuando pasaran tres de la cola y me dijo que esperara al número 200. Con su respuesta ilógica, debido a la incomodidad que cogí me subió la presión arterial.

ANCI SE PRONUNCIA

Buzón del lector contactó con Damary Fonseca Reyes, presidenta de la Asociación Nacional del Ciego de Cuba(Anci) en la Isla de la Juventud, para ponerla al tanto de la queja recibida y al respecto se  pronunció:

Inquietan hechos como el ocurrido a Juana Isabel González Trutié, asociada nuestra con su documentación actualizada y según lo establecido tiene el derecho de comprar detrás de cada tres personas en la cola.

Al tener conocimiento del asunto conversé por vía telefónica con Hermis Hernández Ríos, jefe de Protección al Consumidor de la Empresa de Comercio y Gastronomía, ahora al frente del puesto de mando del Gobierno para la Operación de Lucha contra los Coleros, Acaparadores y Revendedores (LCC). El compañero me expresó que él tenía conocimiento de que eso estaba establecido así y debía cumplirse: cada tres de la cola corresponde a una persona con discapacidad previa presentación del documento que lo acredita.

Aunque nada tiene que ver con el caso de Juana Isabel González Trutié, aprovecho para informar a todos los representantes de los grupos de apoyo encargados de velar por el orden y la disciplina de las colas en los puntos de venta, que la Anci defiende con vehemencia el derecho de las personas con discapacidad visual, pero desaprueba lo mal hecho y si algún asociado hiciera un uso incorrecto de su carné sería amonestado de inmediato porque disponemos del reglamento disciplinario con plena vigencia, aprobado en nuestro VIII Congreso al que asistió Miguel Díaz-Canel Bermúdez, presidente de la República. Ante cualquier situación llamar a los teléfonos: 46322175 y 46328284.

Nota: Buzón del lector espera por la respuesta desde el Consejo Popular Juan Delio Chacón.

Puede dirigir su carta a la siguiente dirección postal: Carretera La Fe Km 1 ½, Nueva Gerona, o al correo electrónico: cip228@enet.cu

Búzon del lector Isla de la Juventud
Mayra Lamotte Castillo
Mayra Lamotte Castillo

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana; tiene más de 40 años en la profesión.

Colaboradores:

4 Replies to “Mala comunicación con el público

  1. Nadie está autorizado por mucha responsabilidad que tenga de maltratar de palabra y mucho menos fisicamente a nadie hechos como estos lo vemos a diario, quien no tenga la capacidad de comportarse como persona no debe estar realizando funciones de trato con el público, este ciudadano Jorge A. Linares debe ser sustituido del cargo por no poseer los requisitos de comunicacion con las personas y se debe dar a conocer a través de los medios la medida que la administracion decidió tomar, para que sirva de ejemplo y no vuelva a repetirse, la dignidad del hombre hay que respetarla en todas partes, en otros lugares del planeta se han dado casos de reclamaciones de clientes que los han maltratado y ante reclamación del afectado la ley ha impuesto multas cuantiosas. hay que seguir los buenas ejemplos de areas con más desarrollo.

  2. La necesidad de tomar estrategias que den al traste con estas indisciplinas que se producen en las colas. hay que volver a distribuir utilizando los núcleos de la libreta de abastecimiento así no podrán icluir a toda la parentela para acaparar.

  3. Debe sancionarce con rigor a todos los que de una forma u otra maltratan a una persona con discapacidad y si es untrabajador de una unidad que por sus funciones tenga que organizar una cola la sancion debe ser con mas rigor por que la persona con discapacidad no esta pidiendo un fabor esta ejerciendo un derecho. Por fabor sensibilidad, amor y respeto para todas las personas con discapacidad que no elegimos el mal que tenemos. pero somos personas con todos los derechos que nos da la constitucion de la republica.

  4. Estoy de acuerdo con que los discapacitados sean respetados y que luchen por sus derechos, muchas personas se molestan cuando llegan estas personas a las colas, sin mirar que la ley los ampara, sin embargo no reclaman por otras indisciplinas que existen, por ejemplo, en la placita de Sierra Caballos cuando se dice que van a proveer con arroz, tomate , ect…, como no es por libreta como se hizo en la 1ra etapa del COVID 19, que por lo menos cada núcleo se abastecia de algún producto, ahora no ,es la cola normal pero la gente marcan para 5, 10, ect… yo estuve en la cola para comprar tomate que estaban dando 2 kg por personas y no alcancé, en cada turno incorporaban a la cola a la familia completa esposa, hermanos , hijos que muchos de estos son vecinos de dicha palcita que se saben que viven en una misma casa y entre esa personas ya se acabó el producto, es decir que se acaparó el producto por una serie de casas y así pasa con el arroz y otros, sé que no alcanza para todos y que no llega para el 100% de la población pero si se controla por la libreta de abastecimiento resolvemos la situación a más cantidad de familias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *