Macho o fruta, plátano es

En el repertorio culinario internacional a veces se traza una diferencia entre las bananas, consumidas crudas como fruta de postre, y los plátanos, que por su superior contenido en fécula deben ser fritos, cocidos o asados antes de su ingesta. Para nosotros, los pineros, van también en dos grupos: el plátano macho junto con el burro o tambur, y el plátano fruta o guineo.

En todo caso, comprende la fruta intertropical más consumida del mundo. Se trata de una falsa baya, de forma elongada, que crece en racimos de hasta 100 unidades y 50 kg de peso; de colores verde, morado, rojizo o amarillo, según la especie, cuando está maduro. Abundante en tiamina, riboflavina y niacina; calcio, hierro, fósforo y potasio.

Su producción, durante todo el año, los hace especialmente valiosos como alimento entre cosechas, cuando escasean otros vegetales y viandas. La forma más frecuente y simple de consumo es como fruta. En trozos se incorpora a ensaladas, gelatinas y postres, así como a batidos, helados y otras bebidas. Por su elevado aporte energético y alto contenido en potasio, inusual entre las frutas, es de frecuente consumo por deportistas y fisiculturistas.

Los bananos toleran una gran variedad de terrenos, aunque requieren suelos fértiles y húmedos para obtener buenas cosechas. El anegamiento le resulta peligroso, más de 48 horas de saturación o el estancamiento de agua entre las raíces matan las plantas por podredumbre.

Las plantaciones más densas favorecen el control de las malas hierbas y protegen del viento a los ejemplares, pero dificultan la prevención de plagas y disminuyen el rendimiento.

Su uso intensivo ha llevado al desarrollo de métodos de conservación que permiten contar con plátano todo el año; secados al sol o por medios mecánicos y molidos proporcionan una harina excelente –la bananina, muy recomendada en nuestro país para espesar leches o atoles–, que se utiliza sola o mezclada con harina de trigo, de maíz o de yuca.

Otros artículos del autor:

Cultiva tu pedacito Isla de la Juventud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *