Lula no se entrega y hace frente a persecución política

Seguidores de Lula se mantienen en las inmediaciones del Sindicato de Metalúrgicos de Sao Bernardo do Campo.
Seguidores de Lula se mantienen en las inmediaciones del Sindicato de Metalúrgicos de Sao Bernardo do Campo. Foto: Tomada de Twitter

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, blindado por miles de seguidores en la sede del Sindicato Metalúrgico de Sao Bernardo do Compo, decidió este viernes hacer frente a la persecución política y no ingresar voluntariamente a la cárcel en cumplimiento de un polémico fallo del juez Sergio Moro.

 

Sin embargo, varios medios noticiosos reportan que el exjefe de Estado, quien se encuentra en Sindicato de Metalúrgicos de Sao Bernardo do Campo, está negociando su entrega.

Moro, protagonista de los ataques contra la izquierda brasileña, dio el jueves en la noche un inesperado plazo de 24 horas (hasta las 5:00 p.m. hora local del viernes) para que Lula se presentara voluntariamente a las autoridades e ingresara en la cárcel.

Algunas horas antes, el Tribunal Supremo Federal había denegado un segundo pedido de habeas corpus presentado por su defensa para evitar el ingreso a prisión hasta agotar todos los recursos legales.

El plazo de Moro se cumplió este viernes y Lula se mantuvo dentro del edificio.

El exmandatario fue sentenciado en un polémico juicio a 12 años de cárcel por alegados sobornos. Sin embargo, no existen pruebas que vinculen al exmandatario con el apartamento que supuestamente habría recibido como pago de una empresa de ingeniería para obtener contratos con la estatal Petrobras

Según medios locales, los abogados introdujeron en la mañana del viernes un último recurso en una corte de apelación para intentar impedir el ingreso a prisión, pero fue rechazado casi de inmediato.

En la jornada de hoy, la defensa de Lula también presentó una medida cautelar ante el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ONU) con el fin de frenar la detención hasta el agotamiento del proceso judicial.

Quienes apoyan a Lula consideran arbitraria la decisión de encarcelarlo antes de que agote todos los recursos legales.

Muchos analistas consideran que se trata de una jugada para impedir que Lula participe como candidato en las elecciones presidenciales de Brasil, previstas para el mes de octubre, y donde se perfila como el favorito en todas las encuestas.

El corresponsal de Telesur en Brasil, Nacho Lemus, reporta a través de Twitter «Fuego en 50 rutas, protestas en todas las capitales. Tensión en la puerta de la sala de Lula. “La policía en camino” según la prensa local. Bombos, gritos en la calle».

Además de la movilización al interior de Brasil, en varias capitales del mundo se llevaron a cabo actos de solidaridad con Lula y el pueblo que lo apoya.

Se convocaron concentraciones frente a las embajadas y consulados de Brasil en Buenos Aires y Córdoba, Argentina; en Washington y Nueva York, EE.UU.; en Montevideo, Uruguay; en Caracas, Venezuela; en Lisboa, Portugal y en Barcelona, España, entre otros.

En Cuba, el director de América Latina y el Caribe del Minrex ofreció el jueves una declaración donde expresó la solidaridad de la Mayor de las Antillas con el exmandatario y afirmó que «la decisión es una nueva expresión de la dilatada e injusta campaña en contra de Lula, contra el Partido de los Trabajadores y las fuerzas de izquierda y progresistas en Brasil».

Mundo
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *