Lugo: “Nos convertiremos en fiscales observadores de todo lo que hagan”

golpe-tr-580x502El presidente destituido de Paraguay, Fernando Lugo, expresó este lunes que desea convertirse en fiscal observador de los ministros del nuevo gobierno de esa nación. “Vamos a monitorear todo lo que van a hacer, puesto que nos importa el proceso democrático tras el quiebre institucional ocurrido el pasado viernes”.

golpe-tr-580x502

El presidente destituido de Paraguay, Fernando Lugo, expresó este lunes que desea convertirse en fiscal observador de los ministros del nuevo gobierno de esa nación. “Vamos a monitorear todo lo que van a hacer, puesto que nos importa el proceso democrático tras el quiebre institucional ocurrido el pasado viernes”.

“Con los ministros queremos convertirnos en los fiscales observadores y monitorear todo lo que van a hacer desde que asuman los nuevos ministros que estarán juramentando en la mañana” de este lunes, declaró Lugo durante una rueda de prensa ofrecida tras una reunión con sus seguidores.

“Tendremos una reunión de evaluación y organización de cómo responder en las próximas horas y los días de los acontecimientos que puedan darse más adelante”, agregó.

“El Frente Guasú, el Frente de Defensa por la Democracia, los jóvenes, adultos y niños que están resistiendo y defendiendo la libertad, los campesinos y la creación de una instancia internacional, se estarán reuniendo para poder observar y explicar lo que ha pasado en nuestro país”, reiteró.

Lugo dijo que “la Constitución Nacional contempla una resistencia, pero la acentuamos y le colocamos el apellido de pacífica, la ciudadanía debe condenar de manera pacífica la rotura constitucional que ocurrió el viernes pasado”.

En relación a las denuncias sobre el silencio de los medios de comunicación, Lugo afirmó “nunca hemos censurado a ningún medio público o privado. Hemos tenido criticas en los medios, allí han pasado afectos al Gobierno y los que lo critican, en eso se basa la libertad de expresión”.

En su opinión, si se silenciara a los medios, eso daría razones para hablar mal de los que se instalaron en el Gobierno el pasado viernes.

Lugo calificó sus actividades que está realizando junto a un grupo de diputados, como un grupo de observadores para velar por que se mantenga el hilo constitucional. “nos resta mantener una comunicación clara con la comunidad nacional e internacional (…), debemos potenciar una resistencia pacífica a ese viernes Negro”.

EEUU sabía desde 2009 de posible juicio político contra Lugo

EE. UU. sabía desde 2009 que la oposición en Paraguay tenía intención de destituir al entonces presidente Fernando Lugo, según un cable publicado por WikiLeaks el año pasado.

“Corren rumores de que el líder de la UNACE, el general Lino Oviedo, junto al ex presidente Nicanor Duarte Frutos, buscarían destituir a Fernando Lugo con un juicio político dentro del Parlamento”, decía el texto que data del 28 de marzo de 2009, enviado con carácter secreto, desde la Embajada de EE. UU. en Asunción al Departamento de Estado con sede en Washington.

La filtración, publicada en agosto de 2011 por la fundación de Julian Assange, evidenció algunas de las discrepancias observadas entre el mandatario y su vicepresidente. Según el cable, el objetivo de Oviedo y Duarte Frutos sería aprovechar cualquier error del exobispo Fernando Lugo para llevar a cabo un juicio político en el Congreso y asegurarse la supremacía política.

De acuerdo con la publicación, en caso de triunfar el plan de los líderes, Franco asumiría la Presidencia. Por su parte, Duarte asumiría la presidencia del Senado, pasando a ser el tercero en la línea de sucesión del Gobierno.

Aunque el liberal Franco fuese el presidente, Oviedo y Duarte Frutos controlarían el Congreso y los tribunales, decía la filtración. Asimismo, el mensaje secreto también hablaba de la existencia de “tiburones políticos” que rodean al jefe de Estado. “Creemos que se encuentra bajo una gran presión”, decía el texto, en el que luego se describía la posibilidad de que algunos podrían conseguir que renuncie o que enfrente un juicio político.

La destitución de Fernando Lugo mediante un juicio político fue repudiada por todo el Mercosur y gran parte de América Latina. Argentina, Brasil y Venezuela ya retiraron a sus embajadores de Paraguay. Además, el presidente Hugo Chávez anunció que interrumpirá las ventas de petróleo a ese país.

(Con información de Telesur y Russia Today)

 

 

 

Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

 

{loadposition tabfinal}