Los jóvenes vuelven a Presidio

La iniciativa forma parte de la evocación a Fidel en el segundo aniversario de su desaparición física

No fueron pocos los que preguntaron qué ocurría, este sábado 3 de noviembre en áreas del Presidio Modelo. Un grupo de jóvenes llegaron hasta el Monumento Nacional para realizar un trabajo voluntario como parte de las actividades del proyecto cultural Isla Patrimonial, el cual pretende, entre otros objetivos, lapromocióny preservación de los altos valores de nuestro patrimonio.

Esta vez la jornada estuvo dedicada a recoger escombros, limpiar celdas de la circular cuatro destinada a numerosos revolucionarios en la Cuba neocolonial, y de una manera amena conocer más sobre este escenario vinculado de forma entrañable a las luchas de Fidel, que él llamó prisión fecundajunto a sus compañeros de lucha camino a la definitiva liberación de la Patria tras el asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes.

La iniciativa juvenil forma parte de las acciones emprendidas en el homenaje de todo un pueblo a Fidel y que el venidero 25 denoviembre lo evocará con realizaciones e iniciativas en el segundo aniversario de su desaparición física.

Fue una mañana productiva, que dio continuidad al trabajo voluntario del año anterior, explicó Isabel Venero López, directora del Museo y Monumento Nacional, quien señaló la vital importancia a este tipo de actividad, por el estado de deterioro de las circulares y no poderse ejecutar labores de conservación de forma inmediata.

Entre los jóvenes se encontraba Yunet Tamayo Verdecia, de Etecsa, quien significó el interés de los más noveles por los sitios y monumentos pineros así como el interés que debemos prestarle todos a este noble empeño de cuidarlos.

“Revitalizar el Presidio es también recuperar una parte importante de la historia local y nacional”, expresó Ernesto Ávila García, también trabajador de las telecomunicaciones.

Los participantes observaron con preocupación tachaduras hechas por personas irresponsables en las paredes de la circular y otras indisciplinas como la sustracción de barandas, así como el empleo del lugar con otros fines, por lo que llamaron a cuidar el inmueble.

La jornada, además, permitió evitar que se acumulen desechos producto del deterioro del monumento y el agua proveniente de las lluvias recientes, comentó el joven ingeniero pinero Arsenio Manuel Sánchez Pantoja, líder del proyecto cultural.

El también coordinador nacional de la Red de Oficinas del Historiador y Conservador de la Ciudad, agregó que proteger la rica herencia cultural y natural, legada por nuestros antecesores, no es solamente una tarea gubernamental, por ello este proyecto pretende aunar a los pinos nuevos y viejos para conservar lo real y maravilloso que atesoran nuestros sitios históricos y tradiciones.

Otras de la Isla de la Juventud
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *