Los Cinco no renuncian a soñar (+Audio)

cinco-rejas-mensaje-580x389La injusticia convoca este 12 de septiembre, fecha en que se cumplen 14 años en que fueron detenidos nuestro Cinco Héroes cuando monitoreaban los planes de organizaciones terroristas financiadas por Estados Unidos y asentadas en el sur de la Florida, con la intención de informar de estos a las autoridades cubanas.

cinco-rejas-mensaje-580x389

Foto: Archivo

La injusticia convoca este 12 de septiembre, fecha en que se cumplen 14 años en que fueron detenidos nuestro Cinco Héroes cuando monitoreaban los planes de organizaciones terroristas financiadas por Estados Unidos y asentadas en el sur de la Florida, con la intención de informar de estos a las autoridades cubanas.

La actividad anónima de René, Gerardo, Fernando, Ramón y Antonio posibilitó frustrar numerosas acciones que iban desde el ingreso ilegal de armas a Cuba y la voladura de aviones civiles en pleno vuelo, hasta la preparación de atentados contra la vida de los principales dirigentes de la Revolución.

Ya suman 14 años de injusto encierro, precisamente en el país que no cesa en proclamarse como el “primer luchador contra el terrorismo”. ¡Cuánto cinismo!, ¡cuánta indignación!

No dejo de pensar en la crueldad de las condenas, en las arbitrariedades cometidas en el proceso judicial, en las violaciones del Código Penal Internacional, en los maltratos en cada una de las cárceles de máxima seguridad donde guardan prisión como si fueran vulgares bandidos y de alta peligrosidad.

Intento dibujar en mi memoria la estancia de Gerardo en el hueco y tan solo logro imágenes casi indescriptibles de esos días interminables, fríos, húmedos y oscuros, lejos de la amada y querida Adriana, cuyo sentimiento que le profesa al igual que por la Patria lo convierte en sábana cálida y aliento para resistir tanta maldad.

Su adorada no ha escatimado espacio para dejar constancia de ese amor que le palpita desde lo más profundo de su ser. Este 14 de Febrero le decía en una carta: “Deseo despertar a tu lado y abrazarte como lo harán la mayoría de las parejas, de las que hoy siento envidia. Derecho que nos han arrebatado por mucho tiempo; más de catorce años sin besarte, sin tocarte, conformándome solo con oír tu voz en una llamada, cuando se puede, una postal o algún detalle gracias a la creatividad que te caracteriza y al apoyo solidario de quienes brindan sus esfuerzos por arrancarnos una sonrisa de felicidad”.

Aunque el caso de Adriana y Gerardo conmueve porque el injusto encierro y violación a los derechos que ambos tienen desde su actual posición les impide concebir una criatura, a cada una de las esposas, hijas, madres, padres y demás familiares les intentan truncar los sueños y las esperanzas, pero los cubanos y el mundo se levantan como una ola de solidaridad para reclamar su retorno a casa.

Con una valentía estremecedora, los Cinco no dejan de soñar. Ni siquiera Gerardo, condenado a dos cadenas perpetuas más 15 años de prisión, se permite un pensamiento negativo, un instante de flaqueza.

Los alienta ese derecho que tenemos los cubanos a dormir en paz y a no ser víctimas del terrorismo, por ello a pesar del encierro por más de una década planean sus vidas futuras después de las injusticias. Sueñan con las calles, con los lugares antes visitados, aquellos que con seguridad mucho habrán cambiado para su regreso.

Con similar placer saborean en la memoria la sazón de sus madres o esposas, viven cada día soñando la libertad que merecen, repasando esos abrazos que darán. Crecen, incluso, desde la prisión… pintan, escriben, hacen ejercicio, leen, estudian, aprenden y no renuncian a amar.

 

Reproducimos la carta que Adriana Pérez O’Connor le  envió el Día de los Enamorados a su esposo Gerardo Hernández Nordelo, preso en Victorville, California, y condenado a dos cadenas perpetuas más 15 años por luchar contra el terrorismo.

Regalo

Amor, se acerca la fecha de los enamorados y una vez más continuamos separados; todos los años decimos lo mismo, ¡este será el último!

Deseo despertar a tu lado y abrazarte como lo harán la mayoría de las parejas, de las que hoy siento envidia. Derecho que nos han arrebatado por mucho tiempo; más de catorce años sin besarte, sin tocarte, conformándome solo con oír tu voz en una llamada, cuando se puede, una postal o algún detalle gracias a la creatividad que te caracteriza y al apoyo solidario de quienes brindan sus esfuerzos por arrancarnos una sonrisa de felicidad.

Revisando unos papeles y fotos me detuve en las últimas que nos tomamos el día de mi cumpleaños en enero de 1998 y no pude dejar de pensar en lo felices que estábamos y éramos en ese entonces, nuestros ojos lo decían todo.

“¿Dónde está mi primavera? ¿Dónde se ha escondido el sol que mi jardín olvidó, que el alma me marchitó?”, como dice la canción.

Me descubrí soñando que ya estabas libre, de vuelta en casa junto a mí, y en un fuerte abrazo te pedía que no volvieras a dejarme sola. ¡Llega tiempo!, como sueles expresar.

Por eso en este día de felicidad, romance y regalos no encuentro mejor obsequio para ti que ofrecerte mi futuro, porque ya eres dueño de mi pasado y de mi presente.

¡¡¡FELICIDADES!!!

Por favor, regresa pronto, te necesito, te amo.

Tu Bonsai,

7 de febrero de 2012

Carta de Adriana a Gerardo (Audio)

{loadposition carta-adriana}

 


Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

 

{loadposition tabfinal}