Lo que mal empieza…

El pesimismo generalizado por la afición pinera ante cada salida de los Piratas, incluso con dictámenes del corazón, más que análisis objetivos, me inquietó tanto que decidí escribir algunas líneas, aunque confieso no quisiera acostumbrarme a la idea de perder en la pelota.

No vivimos los mejores momentos, lo reconozco, pero la idiosincrasia beisbolera del pinero debe regresar al arrojo de la gente que ama el deporte nacional, a la par de algunas rectificaciones. Quizá no se puede calcular, pero se percibe con facilidad que en la Isla las personas son más aficionadas desde que el equipo logró aquel subtítulo en la 54 Serie Nacional, donde se multiplicaron y acrecentaron los sentimientos de identidad al lograrse la corona en el campeonato Sub 23.

Estamos habituados a tomar partido, a afiliarnos a nuestra escuadra, a criticar cuando las cosas salen mal, incluso a corregir si todo sale bien. Nada nos convence.

Una rápida radiografía de las estadísticas del plantel en los primeros 20 juegos nos deja números poco alentadores, al ver que los bates locales han estado en un espasmo con un average (ave) ofensivo de 242 últimos en este renglón, además de 93 ponches y 158  indiscutibles (35 dobles y 15 jonrones para un anémico slugging de 365).

Desde el montículo la realidad no ha sido diferente, los bateadores contrarios nos conectan para ave de 289 con 59 extrabases, entre ellos 19 cuadrangulares, todo en 163 entradas y dos tercios de labor.

Si entendemos que los desafíos se ganan por la producción de carreras, entonces sumando los 20 encuentros, los filibusteros han anotado 72 veces y sus rivales pisaron el home en 115 ocasiones.

Una estadística capaz de cortar las alas al más tozudo optimista, donde la falta del batazo oportuno ha lastrado las diversas oportunidades, es que de los 221 corredores en posición anotadora solo han logrado impulsar a 38 para un 17 por ciento de efectividad.

Por debajo de sus posibilidades han estado cuatro de los más talentosos peloteros del patio y piezas claves en las aspiraciones del Municipio. El torpedero Eddy Rodríguez solo compila para 050 de ave, Luis Ángel Rojas para 160, mientras que los jardineros Jhony Hardy y Eliseo Rojas lo hacen para 169 y 125, respectivamente.

El cuarto bate Leonardo Urgellés ha impulsado 19 carreras, máximo dentro del plantel, pero de las 26 que ha encontrado en posición anotadora solo ha traído a seis para el plato.

Un departamento que ha naufragado es el picheo con una efectividad de 5,88 de promedio de carreras limpias (pcl) y actuaciones individuales para el olvido, como son los casos de Maikel Martínez con pcl de 19, 29, Luis Michel Rodríguez (12,86), Yordanys García (33,75) y Raúl Alejandro González (27,00).

Solo escapan de la debacle el talentoso Jonathan Carbó con un pcl de 2,98 y un whip de 1,06 y Frankyn Quintana con pcl de 2,70. Por supuesto que en estos escandalosos guarismos una vez más el descontrol lleva la voz cantante con 88 boletos y 24 pelotazos propinados.

En definitiva, la tropa de José Luis Rodríguez Pantoja ha dejado los terrenos bien fríos para sus homólogos, no solo por el cumplimiento de las normas del distanciamiento, sino porque se esperaba más de los aguerridos Piratas.

Una ojeada a las últimas diez campañas indican que no vamos por buen camino, siempre que el inicio ha sido malo, el resultado final también es desfavorable. Recordemos la 47 Serie Nacional cuando la Isla llegó a tener una victoria y 11 descalabros.

Hoy, ni el colega Tony Lozada, de Radio Caribe, se dignaría a pronosticar lo que se avecina, al menos no se divisa una racha salvadora donde se ha dejado más de una huella amarga, pero los buenos aficionados, esos optimistas y soñadores, quienes exigen el milagro e invocan a cualquier deidad, coinciden en que la tropa debe salir del fondo en donde se encuentra despertando la pasión de su afición y así con apenas unos segundos de gloria, ser consecuentes con nuestros sentimientos en el mundo del béisbol.

Aquí dejo las últimas diez temporadas y el resultado de los primeros 20 encuentros para que usted realice sus pronósticos finales.

Isla de la Juventud
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *