Lo andado frente al cambio climático

En medio de la jornada ambiental territorial y a dos años de haberse implementado en el país la Tarea Vida, Plan de Estado para el enfrentamiento al cambio climático, vale la pena analizar cuáles han sido los principales logros de esta estrategia en el Municipio.

Foto: Diego Rodríguez

Según el Doctor en Ciencias Pedagógicas al frente de la Delegación Territorial del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma), Fidel Vera Bueno, resulta imprescindible destacar que, aunque esta tarea parte de un organismo rector a las instituciones, en su accionar intervienen también las comunidades, lo que engrandece el proyecto y lo convierte en un agente de cambio a todos los niveles.

Para quienes no lo conozcan, la Tarea Vida fue puesta en vigor el 25 de abril de 2017 y en ella se contemplan cinco acciones estratégicas y 11 tareas aplicables en la nación atendiendo a las problemáticas específicas de cada localidad.

“En sentido general el medio ambiente de la Isla es bastante saludable, sin embargo hay que adoptar medidas para sostener esta situación en el tiempo”, explicó Vera Bueno.

“El Citma ocupa el rol de coordinador en esta campaña, pero se trabaja a partir de una comisión territorial que preside el Gobierno e involucra a los diferentes organismos e instituciones que de una forma u otra tienen que ver con el enfrentamiento al cambio climático, además del apoyo que recibimos de los centros escolares, en donde se fomenta la educación ambiental, primordial en función de la conservación que estamos llamados a alcanzar.

“Una prioridad para la Isla lo constituye librar de contaminación y erosión las playas arenosas del polo turístico Cayo Largo del Sur, playa Blanca y playa Sirena, en correspondencia con la tarea número tres que estipula ‘conservar, mantener y recuperar de forma integral las playas arenosas del archipiélago cubano, priorizando las urbanizadas de uso turístico y reduciendo la vulnerabilidad estructural del patrimonio construido’.

 “Por otra parte la misión cuatro establece el ‘aseguramiento de la disponibilidad y uso eficiente del agua como parte del enfrentamiento a la sequía, a partir de la aplicación de tecnologías para el ahorro y la satisfacción de las demandas locales. Elevar la infraestructura hidráulica y su mantenimiento, así como la introducción de acciones para la medición de la eficiencia y productividad del agua’, elementos que ha trabajado con muy buenos resultados Recursos Hidráulicos con la rehabilitación del acueducto de Nueva Gerona y la instalación de la nueva planta desalinizadora en Cayo Largo”, refirió.

“Otro logro significativo es la disminución de la contaminación en el río Las Casas a través de un programa que se lleva a cabo con las comunidades cercanas y con entidades que inciden de forma directa como son Pescaisla y Cupet, las cuales reducen al máximo el vertimiento de desechos orgánicos y oleosos al río.

“El control de especies exóticas invasoras como la casuarina y el caracol gigante africano, al igual que la explotación de las fuentes naturales mediante los parques eólicos y fotovoltaicos de la Empresa Eléctrica repercuten de manera positiva en el desarrollo ecológico y mitigan el impacto de la contaminación”.

Mas, no todas las medidas son de aplicación inmediata, pues la Tarea Vida tiene un alcance y jerarquía superiores a los documentos referidos al tema ambiental y su implementación requiere de un programa de inversiones progresivas que se irán ejecutando en varios plazos: corto (año 2020), mediano (2030), largo (2050) y muy largo (2100).

Aquí desempeñan un papel decisivo los Estudios de Peligro y Vulnerabilidad que desde el Citma se coordinan con las empresas y los organismos para prever factores que pueden afectar la vida y son la base de la toma de decisiones.

“Esta es una arista imprescindible; estudios científicos ratifican la gran variabilidad en la actividad climática, el régimen de lluvias ha cambiado, incrementándose de manera significativa desde 1960 la frecuencia y extensión de las sequías, y se estima que el nivel del mar ha subido de forma acelerada. Las inundaciones costeras ocasionadas por la sobrelevación del mar y el oleaje producida por huracanes, frentes fríos y otros eventos meteorológicos extremos representan el mayor peligro por las afectaciones al patrimonio natural y el construido”, agregó Vera Bueno.

“La autosustentabilidad del Municipio es un tema que nos interesa mucho y que hemos tratado de fomentar a través de la delegación con el frente científico tecnológico de producción de alimentos y el programa de elaboración de proyectos, donde se realizan investigaciones para lograr semillas con mayor capacidad de adaptación, todo ello de conjunto con el departamento de Suelos y el Centro de Sanidad Vegetal.

“Enfrentar el cambio climático con acciones concretas y bien articuladas es una necesidad para Cuba, Latinoamérica y el mundo, pues los principales desafíos afectan sin distinción a todas las regiones, como el aumento de las temperaturas, los huracanes intensos, los cambios en el régimen de la lluvia, el incremento de la sequía y la elevación del nivel del mar, procesos favorecidos por la obra destructora del hombre.

“Hoy el vínculo entre instituciones de ciencia, organismos y comunidades es una obligación, enfrentar el cambio climático precisa de todos porque cada acción, por pequeña que parezca, se revertirá en un ambiente más saludable y superior calidad de vida”.

Ecoisla Ecoisla 2019
Yenisé Pérez Ramírez
Yenisé Pérez Ramírez

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *