Llegó septiembre

quiala-opinionPor Alexis Quiala Ferrer

Llegó septiembre con su carga de impaciencias y alegrías, lo hizo despacio y sin agua, como un buen mes de transición. Trajo inquietudes para los padres que llevaron por primera vez a sus hijos a las escuelas y regocijo para los infantes que atraviesan las puertas de un nuevo mundo, con el que interactuarán según lo aprendido de los familiares, maestros y hasta de los condiscípulos.

quiala-opinionPor Alexis Quiala Ferrer

Llegó septiembre con su carga de impaciencias y alegrías, lo hizo despacio y sin agua, como un buen mes de transición. Trajo inquietudes para los padres que llevaron por primera vez a sus hijos a las escuelas y regocijo para los infantes que atraviesan las puertas de un nuevo mundo, con el que interactuarán según lo aprendido de los familiares, maestros y hasta de los condiscípulos.

Pero septiembre es un mes que comienza a ser agradable porque disminuyen el calor propio del verano, las horas de televisión que contribuyen al importante ahorro de energía, y a los jóvenes se les ve partir hacia sus centros de estudios, uniformados y los libros a cuesta.

De manera general, este es un mes cargado de motivaciones: las Asambleas de Nominación de Candidatos a Delegados al Poder Popular, el Censo Nacional de Población y Viviendas, y otras como la integración de los equipos de pelota, la entrada de los muchachos a las universidades, o cómo van en la preparación militar.

Otro grupo comienza a pensar en los preparativos para celebrar el aniversario 52 de los CDR, fiesta popular que se realiza cada año esperando el día 28 de septiembre.

Como siempre, sigue siendo habitual que los jubilados, pero no retirados, según ellos mismos expresan, buscarán el periódico diario, hablarán del medio ambiente y de cómo ser más vigilantes en el barrio para evitar depositen basura en lugares no adecuados.

Otros disertarán y compartirán información acerca de las elecciones en varios países, la guerra de Siria o la crisis de Europa, de lo injusto de las sanciones a cinco hombres inocentes Héroes de Cuba y del mundo, que  desde hace 14 años han luchado contra el terrorismo.

En solo tres meses culminará el 2012, motivo para que se haga un balance del tiempo transcurrido, uno de los temas es la escasez de viandas, hay quienes le echan la culpa a la Agricultura y no a los brazos y la organización que deben vincularse más a los campos, si de verdad se quieren resultados alentadores.

En fin, septiembre llega con su carga de nostalgias y premuras: pero también cargado de futuro, alegrías y quehacer intenso a partir de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, el perfeccionamiento de la sociedad y un despegue en el trabajo por cuenta propia, por citar solo algunas de las transformaciones y motivaciones que nos harán ser mejores cubanos.

 

 

 


Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

 

{loadposition tabfinal}