Lindos recuerdos

“(…) Conversar con la gente, pero de verdad, para saber qué piensa. No contentarse con hablar, sino también oír, aunque no agrade lo que nos digan; reconocer cuando nos equivocamos y si es el caso, decirle al otro que no tiene la razón (…)”

Raúl Castro Ruz, en la clausura del XIX Congreso de la CTC


 

A Gregorio Prudencio Placeres González siempre le bajaba la musa cuando concebía una pieza de madera preciosa o de cerámica para Fidel. Una vez recibida la encomienda no dejaba ni un instante en pensar cómo diseñarla, los mejores materiales a utilizar; le corrían las gotas de sudor por la frente, perdía el apetito y el sueño hasta finalizar la obra que en nombre del pueblo, Partido y Gobierno de la Isla de la Juventud, se le obsequiaría al invicto Comandante que tanto amamos. A propósito del aniversario 95 del natalicio de Fidel Alejandro Castro Ruz, este viernes 13 de agosto, Placeres –vecino de Sierra Caballos– compartió lindos recuerdos con la sección y sus asiduos lectores.

Aunque nunca se hizo realidad mi sueño de recibir un estrechón de mano de Fidel y tirarme una foto a su lado, guardo en mi mente  aquellos intensos días cuando diseñé y realicé tres piezas para él en distintas fechas. Trabajaba en el taller de maderas preciosas de Industrias Locales en Nueva Gerona, cuando le hice con guayacán la cabeza de un león; considerada una de las maderas más duras y resistentes, cuyo corazón es de color carmelita oscuro con anillos amarillentos más claros. Fue simbólico en honor a la solidaridad de las tropas cubanas que pelearon por la liberación de Angola y por su proeza les decían: “Los leones de Fidel”.

La otra obra se llamaba Deuda Externa, relacionada con las denuncias efectuadas por el Máximo Líder respecto a que era impagable y los gobiernos de América Latina no tenían con qué saldar las deudas contraídas con el Fondo Monetario Internacional.

Cuando estaba de jefe del área de diseño del Centro Experimental de Artes Aplicadas asumí la tarea de confeccionar el regalo por su cumpleaños. Hice un plato grande de cerámica que tenía dibujado el mapa de la Isla y dentro los renglones exportables de entonces: toronjas, mármol, langostas, turismo, entre otros. Fidel nos dejó su ejemplo y legado.

Puede dirigir su carta a la siguiente dirección postal: Carretera La Fe km 1 ½, Nueva Gerona, o al correo electrónico: cip228@enet.cu

 

95 Cumpleaños Búzon del lector Isla de la Juventud
Mayra Lamotte Castillo
Mayra Lamotte Castillo

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana; tiene más de 40 años en la profesión.

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *